#Como hacer

Cómo hacer fotos en la nieve: 8 consejos para una buena fotografía

En 04/01/2023
Anuncios

Hacer fotos en la nieve puede resultar una experiencia maravillosa. Sin embargo, si la idea es que los resultados compitan con los de un profesional, hay algunos pasos a seguir. Obviamente puedes optar por utilizar los consejos o no. Pero quienes lo han hecho, han obtenido hermosas fotografías.

Si quieres conocer las recomendaciones, sigue leyendo este artículo. Aquí aprenderás a que tus fotografías sean dignas de admiración. Si estás en este texto porque has intentado capturar la nieve y no ha salido como esperabas, no te preocupes. Posiblemente encuentres el porqué del mal resultado y cómo corregirlo.

Hacer fotos en la nieve: la luz, el problema de muchos

Anuncios

Hacer fotos en la nieve no es tarea sencilla cuando se desconoce por qué lo que se captura no se ve con la claridad que debería. Muchos expertos de la fotografía han despejado esta duda y su respuesta ha sido por la luz de la nieve. Entonces, lo primero que debes fijarte para que tus imágenes sean armoniosas es que no tengas la cámara en modo automático.

Profundizando en lo mencionado previamente, debemos tener en cuenta que la nieve refleja gran cantidad de luz brillante. Por eso, el modo automático busca un tono intermedio entre la luz de la nieve. Esto se traduce en una imagen grisácea y opaca. Recuerda no tener encendido el modo automático.

Un día nublado es ideal para las sesiones de fotos

Muchas veces no optamos con la posibilidad de escoger el día en que se realizarán las fotografías. Pero si por esas casualidades puedes hacerlo, un día nublado ayudará a que el resultado de hacer fotos en la nieve sea una maravilla. El sol puede suponer un gran problema, ya que su luz refleja en la nieve y tornan oscuras las fotografías.

En caso de que no encuentres un día nublado o no tengas la oportunidad, debes evitar los momentos en que el sol es más intenso. Por ejemplo, debes desistir de la idea de fotografías durante el mediodía. Lo mejor es que escojas el amanecer o cuando el sol se está escondiendo por el horizonte, lo que se conoce como “la hora dorada”.

La nieve sin marcas y sin huellas

Anuncios

Algo que muchas personas ignoran es que tomar fotografías una vez que la nieve fue pisoteada es un error. Obviamente existe la excepción a la regla: querer capturar las pisadas de alguien o algo. Si esa no es tu idea de fotografía, te recomendamos que busques un sitio alejado de las personas. Allí seguramente encontrarás un rincón que donde nadie haya dejado sus huellas.

Capturar el paisaje de manera limpia brinda armonía y paz a la fotografía. Esto produce que hacer fotos en la nieve sea, a los ojos del espectador, refrescante y tranquilo. Dará la sensación de estar en un paisaje silencioso y hermoso que no necesita de palabras para transmitir.

El dispositivo debe ser tratado con cuidado

Una de las recomendaciones que los expertos no olvidan es el no exigir a la cámara o al celular. Es decir, debes dejar que se adapte al clima del exterior, ya que puede suponer un esfuerzo para los dispositivos. Entonces, lo que debes hacer es encender la cámara de fotos y dejarla unos minutos sin utilizar. Después de un rato podrás comenzar a tomar fotografías.

Para hacer fotos en la nieve necesitas un dispositivo, por eso es tan importante su cuidado.

El dispositivo no es el único que debe cuidarse

Es esencial que el fotógrafo se proteja del frío. Lo mismo ocurre con los modelos, en caso de que se decida capturar personas o animales. Debes procurar que nadie sienta frío. El frío puede incomodar a la persona que está posando y eso repercutirá directamente en sus movimientos. Si no es un modelo profesional, puede ser que el frío le impida posar con naturalidad.

La vestimenta adecuada ayudará a que la fotografía no resulte forzada. Además, el abrigo es sinónimo de las bajas temperaturas. Si hay un modelo en traje de baño o manga corta contrastará directamente con el paisaje. Incluso, puede llegar a desentonar. Por eso, es importante que planifiques los vestuarios y el cuidado del modelo, el dispositivo y del fotógrafo.

El encuadre: lo esencial de toda fotografía

El encuadre es importante no solo para hacer fotos en la nieve, sino para cualquier trabajo que requiera de fotografías. El encuadre es aquello que la cámara llega a capturar y lo que transmite el sentido al espectador. Es decir, toda fotografía cuenta algo y esa narración depende directamente del encuadre.

Por eso, es importante que definas de antemano qué pretendes transmitir. Obviamente pueden surgir cosas a medida que se estudia el paisaje, existen las improvisaciones. Pero siempre es mejor ir con una idea definida, aunque posteriormente cambie.

Cuando decidas qué fotografiar recuerda que la combinación de varios elementos puede ser enriquecedora. Sin embargo, recuerda que excesivas combinaciones pueden resultar tediosas ante los ojos del espectador. Lo mejor es el equilibrio y para ello es recomendable encontrar algo que rompa con el paisaje homogéneo. Entre eso puedes encontrar una piedra, un lado, un camino o una casa.

Los momentos son emociones y las emociones encantos

Si no sabes qué capturar puedes tomar un momento. Es decir, puedes encontrar un lugar turístico y retratar personas. Un niño haciendo una bola de nieve, un adulto mayor observando el paisaje, una pareja besándose. Esos momentos transmitirán emociones y le harán sentir al espectador que hacer fotos en la nieve es divertido. Incluso podrás provocar deseos de visitarla o asociarla a sentimientos románticos, familiares o de ternura.

Busca un lugar que nadie observe

El último consejo para hacer fotos en la nieve es que encuentres aquello que pasa desapercibido. Puedes hallar un almacén, una construcción abandonada, incluso un árbol que se haya secado. Todos esos rincones a los que nadie mira porque no les agradan son una excelente opción. La nieve puede transformar y embellecer. Por eso, podrás fotografiar algo que nadie mira y convertirlo en una obra de arte.

Anuncios