#Tecnología

El malware explicado: qué es, cómo funciona y cómo protegerse

En 04/01/2023
Anuncios

Siempre es importante hallar un lugar que nos dé el malware explicado en términos sencillos. Este término se emplea para referirse a cualquier tipo de software malicioso creado para dañar o infiltrase en un sistema informático. Además, puede ser distribuido de diferentes maneras.

Por ejemplo, mediante correos electrónicos de spam, descargas de software falsas o links en páginas web maliciosas. Cuando está instalado en el equipo, el malware puede realizar una variedad de acciones dañinas. Desde robar data confidencial hasta usarlo como parte de una red de ciberdelincuentes.

Anuncios

Prevenir la infección por malware es esencial para proteger tanto la información personal como la integridad del sistema operativo. Esto puede lograrse mediante el uso de un software de seguridad confiable. Por eso, si quieres saber más sobre esto, te recomendamos leer este artículo en el que hallarás todo lo que necesitas.

El malware explicado en los términos más sencillos y simples

Si estás buscando el malware explicado en los términos más sencillos posibles, este es el lugar que necesitabas. Este concepto se entiende como la abreviatura de software malicioso. Además, puede consistir en código dañino como virus informáticos, spyware, troyanos, ransonware y gusanos.

Esta clase de software puede dañar nuestros equipos y robar nuestra información personal. Es posible usarlo para espiarnos, hurtar data o emplear el dispositivo con objetivos maliciosos. Por esta razón, está creado para dañar o destrozar sistemas informáticos y computadoras.

El primer malware, al que se le denominó gusano, fue creado en 1985 por Robert Morris Jr., pero se ha vuelto más sofisticado con el tiempo. Además, este término puede referirse a cualquier software que se utilice con objetivos maliciosos y siempre se aloja sin nuestro consentimiento.

Anuncios

Asimismo, es un conjunto de programas, scripts y otros componentes de software. Por lo general, estos suelen estar bien ocultos para que la persona no los vea ni encuentre con facilidad. Además, se utilizan para controlar el dispositivo de la víctima sin su permiso.

Conoce todas las clases de malware que hay

Existen distintitas clases de malware, cada uno de ellos tiene particularidades y objetivos específicos. Algunos de los tipos más comunes son los siguientes:

  • Virus. Ellos pueden dañar el sistema operativo, modificar o borrar documentos y crear copias de sí mismos en otros programas. Son programas que se replican a sí mismos y se expanden mediante archivos ejecutables.
  • Gusanos. Es un programa que se replica a sí mismo y se propaga mediante redes informáticas. Los gusanos pueden consumir recursos del sistema, ralentizar el rendimiento del equipo o incluso causar un colapso completo de la red.
  • Troyanos. Es un programa que se disfraza como aplicación legítima para engañar a la persona y facilitar el acceso sin permiso al sistema. Ellos puedes usarse para robar data confidencial, espiar a los usuarios o incluso dañar el sistema operativo.
  • Ransomware. Es una clase de malware que cifra los archivos de la persona y solicita un rescate para recuperarlos. Los ciberdelincuentes pueden utilizarlo para extorsionar a las víctimas y obtener dinero de ellas.
  • Adware. Es una clase de malware que se instala en el dispositivo sin el conocimiento de la persona y muestra publicidad no deseada. Los adwares pueden ralentizar el rendimiento del equipo y ser molestos para el usuario, pero en general no son dañinos.

Descubre cómo funciona el malware

Conocer el malware explicado mediante su funcionamiento es vital. Este puede llegar a un sistema de varias formas. Por ejemplo, a través de emails no deseados, descargas de archivos desde sitios web sospechosos; también, gracias a la explotación de debilidades en el programa o el sistema operativo.

El funcionamiento del malware es muy similar al de cualquier otro programa informático; pero, con la diferencia de que su intención es causar daños en el sistema en lugar de realizar una tarea útil.

Algunos tipos pueden iniciarse automáticamente cada vez que se enciende el equipo. Por el contrario, otros esperan a que se ejecute algún programa o se abra algún archivo específico para comenzar a funcionar. Así que se debe tener mucho cuidado con lo que uno decida instalar en el dispositivo.

El malware consta de tres clases de componentes. Un host, que es el objetivo; la carga útil, que puede incluir ransomware y el mecanismo de entrega. Ahora, te vamos a dar una explicación de cada una de estas partes:

  • El host es el equipo en el que se instala el malware, puede ser una computadora, una tableta o un teléfono inteligente.
  • La carga útil es la tarea específica que el malware lleva a cabo en su equipo host.
  • El mecanismo de entrega se refiere a cómo el malware se reproduce de una máquina a otra. Por lo general, a través de la explotación de debilidades en el sistema operativo o programas de software.

Formas en las que te puedes proteger del malware

Es fundamental decir que el malware puede ser muy difícil de detectar. En especial, si se ha ocultado de forma efectiva o si se ha instalado junto con un programa legítimo. Por ello, es vital tener precaución al descargar apps o abrir correos electrónicos sospechosos.

Debes usar un software de seguridad actualizado en todas las máquinas para protegerlas contra el malware. Si se sospecha que una ha sido infectada, es fundamental tomar medidas inmediatas para eliminarlo antes de que cause más daño. También existen otras medidas que puedes tomar para protegerte:

  • Utiliza un software de seguridad. Instala y mantén actualizado uno en todos tus equipos. Esto puede ayudar a detectar y eliminarlo antes de que cause daño. Asegúrate de elegir uno de una empresa de confianza y configúralo para que se actualice de forma automática.
  • Ten cuidado al descargar apps. Descárgalas solo de fuentes confiables y verifica siempre las reseñas. También es vital leer los permisos que se solicitan antes de instalarla. Existe la posibilidad de que algunas de ellas intenten acceder a datos personales o a otras partes sin tu consentimiento.
  • No abras emails sospechosos. Si recibes uno de un remitente desconocido o sospechoso, no revises ningún archivo adjunto ni hagas clic en ningún mensaje incluido en el mensaje. También debes tener cuidado con los conocidos, ya que algunos pueden ser falsos.
  • Mantén tus sistemas y aplicaciones actualizados. Asegúrate de que todos tus sistemas operativos y apps estén actualizados con las últimas medidas de seguridad. Esto puede ayudar a protegerte contra vulnerabilidades conocidas que pueden ser explotadas por el malware.
  • Usa contraseñas seguras. Utiliza contraseñas seguras y únicas para cada cuenta y cámbialas regularmente. También es recomendable emplear un administrador para generar y almacenarlas de forma automática.

Siguiendo estas medidas y siendo cauteloso, puedes ayudar a cuidar tus equipos. Así evitas que se conviertan en víctimas de ataques cibernéticos.

El malware explicado para que puedas protegerte de él

Tener acceso al malware explicado nos da una gran ventaja, porque podemos saber qué eso, cómo funciona y formas de protegernos. De esta manera, es posible cuidar nuestros equipos de cualquier daño y actividades maliciosas. Recuerda que lo más importante siempre será evitar convertirse en una víctima.

Anuncios