#Historias

8 cosas que cambiaron la historia de la computación

En 30/07/2022
Anuncios

La historia de la computación está plagada de hechos cuyo impacto en la historia de la humanidad ha sido positivo. La capacidad de cálculo y el número de datos que los equipos almacenan en su memoria dan cuenta del ritmo en que progresa la informática. Ello como resultado del trabajo de muchos investigadores y científicos.

Asimismo, el desarrollo de nuevos componentes de software, los novedosos diseños de teléfonos móviles u otros dispositivos son evidencias de una historia en pleno desarrollo. De una ciencia cuyos avances nos ofrecen grandes y pequeños detalles. A veces sin tiempo de percibir la novedad porque otra la sobrepasa.

Anuncios

Este texto recoge algunos de los hitos más significativos de esa historia. La cual conlleva personajes, conceptos, máquinas e instituciones que fueron modelando la informática que hoy conocemos. Una historia que nace con la civilización y sus símbolos para manejar y almacenar información.

Lo más significativo de la historia de la computación

La apasionante historia de la computación es un reservorio de hechos trascendentales que cambiaron el modo de vivir. Sabiendo que no será posible dar por agotado el tema, este texto aborda sólo algunos hechos fundamentales. Pero dejará despierto el interés de seguir investigando y conociendo.

El ábaco

Pionero entre los instrumentos de cálculo que el hombre primitivo utilizó en sus intentos de fomentar el conteo. Con los números todavía ausentes, este tablero les permitía realizar operaciones aritméticas básicas movilizando sus cuentas a través de barras paralelas.

Al ábaco está considerado como la primera computadora de la historia, el precursor de la computadora digital moderna. Aunque su origen y su antigüedad son indeterminados, se estima que existe desde hace más de cinco mil años y que fue utilizado principalmente por las culturas orientales.

Máquinas calculadoras

Anuncios

La evolución había comenzado, corrían los días del siglo XVII y la búsqueda de alternativas condujeron al científico francés Blas Pascal a crear la máquina calculadora. Aunque básicamente realizaba las mismas operaciones que facilitaba el ábaco, la facilidad de uso de esta máquina detonó su popularidad.

Con los aportes del científico alemán Leibnitz, en el siglo XVIII se avanzó a máquinas que también calculaban productos y cocientes. Atributos que las consolidaron como las primeras máquinas para calcular y que no tardaron en dar paso a la “máquina analítica”.

Construida por el matemático ingles Babbage en ese mismo siglo, esta versión realizaba cualquier operación matemática. Y se podía integrar a una memoria capaz de almacenar 1000 números de 50 cifras. Pero eran máquinas que operaban mecánicamente, un aspecto limitante que la electrónica se encargó de resolver.

Algunas varillas y engranajes se reemplazaron por impulsores eléctricos y el mundo presenció la llegada de los primeros ordenadores. Mark I fue el nombre que dieron a este equipo cuyas características fueron básicas… por poco tiempo.

Primera generación de computadoras

Constituida por equipos fabricados entre 1940 y 1954, esta generación se caracterizó por sus sistemas electrónicos de válvulas de vacío y lenguajes de códigos binarios. Luego se crearon las tarjetas perforadas que llevaron a la IBM 701 a liderar el mercado de su tiempo y la historia de la computación.

Segunda generación de computadoras

Esta generación abarca desde 1955 hasta 1964 y estuvo constituida por computadoras donde las válvulas fueron reemplazadas por transistores electrónicos. Eran de menor tamaño, consumían menos energía eléctrica y transformaban los lenguajes Cobol y Fortran en lenguaje de máquina.

Tercera generación de computadoras

Desde 1965 hasta 1971 esta generación de equipos fue pensada con la prioridad de los circuitos integrados y la capacidad de procesamiento de datos. Se afinaron los lenguajes de programación y surgen los llamados programas utilitarios. Se empaquetaron transistores muy pequeños y partes electrónicas en un solo chip.

Cuarta generación de computadoras

Desde 1971 hasta 1981, constituyó una generación donde la evolución estuvo centrada en los componentes electrónicos dando lugar a los microprocesadores. Gracias a la disminución de los circuitos, se fabricaron computadoras personales conocidas como PC. Asimismo, se desarrolló el microchip usado en calculadoras.

Quinta generación de computadoras

Desde 1981 hasta el presente, esta última generación da paso a los procesadores Pentium, usa la inteligencia artificial y avanzados lenguajes de programación. Se crearon equipos portátiles y táctiles, y se desarrollaron novedosas arquitecturas telefónicas integradas a microcomputadores.

Se crearon las impresoras láser, hubo avances importantes sobre la interfaz de los usuarios y sobre métodos de conexión de redes. Se pudieron conectar los ordenadores de una misma oficina y compartir la memoria de masa. Eran los primeros pasos de otro de los hitos más importantes: Internet.

La era de Internet

Los usuarios comenzaron a disfrutar las ventajas de las conexiones de red y ocurren profundos cambios en los sistemas de comunicación. Ello tuvo, y seguirá teniendo, gran impacto en la sociedad moderna que puede intercambiar información de todo tipo. La Internet ha permitido, incluso, divulgar la historia de la computación.

La velocidad con que los buscadores analizan millones de datos para responder a una búsqueda de forma inmediata es impresionante. En la actualidad, cinco mil millones de personas en el mundo usan la Internet como fuente de información, entretenimiento y comunicación.

Podría decirse que los hechos que cambiaron la historia de la computación conforman una lista inagotable. Además de los 8 aspectos que se han presentado, este texto desea resaltar algunos otros hechos que fueron puntos de inflexión en esa historia:

  • La invención del maus, en 1994.
  • El envío del primer e-mail, en 1971
  • La escritura de la primera página web, en 1990.
  • El surgimiento de las redes sociales, en 1995.
  • La fundación de Google, en 1998.

Y otros tantos momentos donde el resultado del trabajo sostenido muestra avances que han nutrido la historia de la computación. Una ciencia que aporta beneficios en diferentes ámbitos de la sociedad actual.

Y que seguirá avanzando como resultado de la búsqueda del progreso de los pueblos que es, en definitiva, hacia donde apuntan todos los esfuerzos. Una ciencia a la que le debemos mucho de lo que nos facilita la vida en la actualidad.

Anuncios