#Tecnología

¿Qué es un ataque de denegación de servicios (DoS) y cómo funciona?

En 14/07/2023

En plena era digital, conocer sobre el ataque de denegación de servicios (DoS) es de vital importancia debido a la amenaza que representa en el panorama actual de seguridad cibernética. El conocer los conceptos y técnicas detrás de estos ataques permite tomar medidas preventivas adecuadas y desarrollar estrategias efectivas de mitigación.

Estar al tanto de las últimas tendencias y métodos de los atacantes facilita la toma de decisiones informadas al implementar medidas de seguridad. Seas profesional o no en informática, es fundamental manejar el conocimiento que reduzca la exposición a los riesgos digitales actuales.

Ataques de Denegación de Servicio (DoS): Una mirada integral a las amenazas y soluciones

En la actualidad el denominado ataque de denegación de servicios (DoS) se ha convertido en una preocupación persistente y significativa. Este explota las vulnerabilidades de red y recursos computacionales terminando por paralizar por completo a organizaciones y servicios en línea.

Explorar en detalle los aspectos de estos ataques da una mejor comprensión a las complejidades y desafíos de los mismos. Además, facilita las iniciativas para implementar estrategias de defensa efectivas y salvaguardar sistemas y servicios críticos.

Definición y conceptos básicos de DoS

Un ataque de denegación de servicios (DoS) es una forma de ciberataque que tiene como objetivo abrumar un sistema o red con un gran volumen de tráfico malicioso. Este persigue, a través de una sola fuente, la interrupción o la degradación del servicio para los usuarios legítimos.

El objetivo del atacante es agotar o sobrecargar los recursos disponibles del sistema objetivo, como ancho de banda, capacidad de procesamiento o conexiones de red. 

Tipos y técnicas de ataques DoS

Existen varios tipos y técnicas para el ataque de denegación de servicios (DoS) que los perpetradores pueden utilizar para interrumpir o negar el servicio a un sistema o red. Algunos de los tipos y técnicas más comunes incluyen:

  • Saturación o agotamiento de recursos. Inundación de la red o el sistema objetivo con una cantidad masiva de tráfico, agotando el ancho de banda disponible y dejando pocos recursos para atender las solicitudes legítimas.
  • Inundación de paquetes. Envío de una gran cantidad de datos al objetivo, abrumando su capacidad de procesamiento y saturando su red. 
  • Amplificación. Generación de respuestas desproporcionadamente grandes en relación con la solicitud original debido a servicios o protocolos mal configurados. 
  • Envenenamiento de caché. Manipulación de la memoria caché del sistema objetivo para que responda a solicitudes legítimas con datos incorrectos o nulos. 
  • Redireccionamiento. Desvío del tráfico legítimo hacia una dirección IP diferente, generalmente utilizando técnicas como el envenenamiento de tablas de enrutamiento o el secuestro de rutas. 
  • Inundación de conexiones. Agotamiento de las conexiones disponibles del sistema objetivo al abrir una gran cantidad de conexiones simultáneas sin cerrarlas. 

Los atacantes también pueden combinar varias técnicas o utilizar métodos más sofisticados para llevar a cabo estos ataques. Al final, la implementación de medidas de seguridad adecuadas es el medio fundamental para protegerse contra ellos y garantizar la continuidad del servicio.

¿Qué es un ataque de denegación de servicios (DoS) y cómo funciona? | 36 Que es un ataque de denegacion de servicios DoS y como funciona1

Evolución y tendencias actuales de los ataques DoS

El ataque de denegación de servicios (DoS) ha evolucionado significativamente en los últimos años, adaptándose a los avances tecnológicos y aprovechando nuevas vulnerabilidades. Algunas de las tendencias actuales en el panorama de los ataques DoS incluyen:

  • Mayor capacidad de amplificación. Los atacantes han encontrado formas de aprovechar servicios y protocolos que generan respuestas amplificadas, lo que les permite generar un volumen masivo de tráfico con solo un esfuerzo mínimo.
  • Reflejo y amplificación de DNS. Estos ataques aprovechan los servidores DNS mal configurados para inundar el objetivo con un tráfico excesivo. 
  • Envenenamiento de caché de DNS. Los atacantes intentan corromper o manipular la memoria caché del servidor DNS para redirigir el tráfico legítimo hacia destinos incorrectos o maliciosos. 
  • Botnets más sofisticadas. Las redes de dispositivos comprometidos utilizados para lanzar ataques DoS se han vuelto más sofisticadas. Así  los atacantes utilizan técnicas avanzadas para evadir la detección y complicar la mitigación.
  • Ataques a nivel de aplicación. Además de los ataques a nivel de red, los atacantes están centrando cada vez más sus esfuerzos en afectar las capas superiores de las aplicaciones web. 
  • Utilización de técnicas de inteligencia artificial (IA). Los atacantes están explorando el uso de técnicas de IA para mejorar la efectividad de los ataques DoS. Así identifican vulnerabilidades y adaptan la dinámica de los ataques en función de las defensas implementadas.
  • Ataques de estado de baja y lenta intensidad. En lugar de inundar el objetivo con un gran volumen de tráfico, los atacantes están optando por ataques de baja y lenta intensidad. 

Estas tendencias demuestran que los ataques DoS siguen siendo una amenaza importante y en constante evolución en el panorama de la seguridad cibernética. Las organizaciones y proveedores de servicios deben estar preparados con soluciones proactivas para protegerse y garantizar la continuidad de los servicios en línea.

Estrategias de mitigación y defensa contra ataques DoS

Para mitigar y defenderse contra un ataque de denegación de servicios (DoS) es crucial implementar una combinación de estrategias técnicas y de planificación. A continuación, se presentan algunas de ellas:

  • Ancho de banda y capacidad de red adecuados.
  • Filtrado de tráfico.
  • Configuración adecuada de servidores y aplicaciones.
  • Detección y respuesta temprana.
  • Balanceo de carga y redundancia.
  • Servicios de mitigación de terceros.
  • Planes de respuesta a incidentes.

Es importante destacar que estas deben ser continuamente evaluadas y actualizadas, ya que los atacantes están en constante evolución. Mantenerse al tanto de las últimas tendencias y vulnerabilidades en el ámbito de la seguridad cibernética es fundamental para proteger eficazmente los sistemas y servicios contra los ataques DoS.

Ataque de denegación de servicios (DoS): Una piedra en el zapato para el mundo digitalizado

Más que un deber, ilustrarse sobre el ataque de denegación de servicios (DoS) ya es una obligación en un entorno global tan digitalizado como el actual. Aquí hay algunas razones claves para entender y estar informado sobre estos ataques:

  • Protección de activos digitales.
  • Prevención de interrupciones en los servicios.
  • Mantenimiento de la continuidad del negocio.
  • Responsabilidad y cumplimiento normativo.
  • Concientización y educación del personal.
  • Participación en la comunidad de seguridad cibernética.

La educación continua y la actualización sobre las últimas tendencias digitales y sus riesgos son elementos claves para una estrategia de seguridad eficaz.