#Como hacer

Cómo reparar un pendrive dañado

En 26/07/2022
Anuncios

Aprender a reparar un pendrive dañado puede salvarnos de muchos problemas, en especial cuando guardamos información valiosa que no tenemos en ningún otro lado. Si este es tu caso, no te preocupes pues hemos venido al rescate y te enseñaremos cómo repararlo.

Antes de reparar un pendrive dañado, descubramos qué es este aparato

La intención de reparar un pendrive dañado viene relacionada a su gran utilidad cuando se trata de almacenar información. Este dispositivo se conoce como un almacenador externo a la computadora que, además, facilita el traspaso de información de un equipo a otro.

Anuncios

Sus utilidades son muchas, desde copias de seguridad hasta actualizaciones de equipos. Sin duda es uno de esos inventos que cambian la industria y proporcionan comodidades para los usuarios.

Hoy en día, su tecnología se ha desarrollado de tal manera que, ocupando grandes capacidades de almacenamiento, mantiene tamaños compactos y cómodos para llevar. Además, el mercado los ofrece en gran variedad de capacidades, diseños y tamaños.

¿Por qué ha dejado de funcionar?

Si conectaste tu pendrive y el equipo no logra reconocerlo o acceder a tus archivos, puede que tu pendrive no esté funcionando como debería. Esto puede suceder por varias razones, puede que la estructura física sufriera algún daño que comprometiese la memoria o el puerto de conexión. También, podría ser obra de un virus o de un daño causado por conectar/desconectar de forma inadecuada el pendrive.

Por otra parte, si se está formateando el dispositivo y, por algún motivo, el proceso se interrumpe, esto también puede generar daños en el funcionamiento. Asimismo, algún mal funcionamiento en su sistema operativo causará averías en el pendrive.

Sin entrar en pánico, esto es lo que puedes hacer para salvar tu pendrive

Anuncios

Reparar un pendrive dañado puede parecer imposible, pero existen varios métodos que puedes intentar y, con suerte, recuperar tu dispositivo. Lo primero que se debe saber es que, si el daño es físico, lamentablemente lo más probable es que se deba reemplazarlo por uno nuevo.

Ahora, si el problema está relacionado a un error de lectura o al abrir archivos, intenta conectarlo en otro puerto USB o en otra computadora. Si aún no se logra el correcto funcionamiento del pendrive, te recomendamos probar alguna de las siguientes opciones.

Sin perder documentos

Este método puede ser el que resulte más interesante; dado que, al ser un imprevisto, buscaremos reparar un pendrive dañado y recuperarlo sin problemas. De esta manera, te indicaremos qué debes hacer para intentar esta opción.

Una vez conectado el dispositivo al ordenador, ingresa a CMD (modelo diagnóstico común, por sus siglas en inglés) y registra el comando “chkdsk E: / f”. Al seleccionar entrar, automáticamente se hará un escaneo del pendrive y el sistema procederá a solucionar cualquier problema que esté presente.

En la mayoría de los casos, esta simple acción es la solución del problema y permite el uso del pendrive sin ningún problema y recuperar el acceso a toda la información almacenada.

Cuando debemos formatear

Si lo anterior no ha solucionado el problema, quizás se deba formatear el pendrive; aunque pierdas la información, tu almacenador externo tendrá una nueva oportunidad. Esto puede suceder porque el problema puede ser un archivo corrompido y puede que sea el motivo por el cual no logras acceder a los documentos.

En este caso, deberás entrar en “mi equipo”, presionar el botón derecho y seleccionar “propiedades”. Aquí, se podrá observar en la ventana de “hardware”si el sistema operativo del pendrive funciona de manera correcta. De mostrarse algún error en el funcionamiento, deberás proceder a formatear.

Esta opción está disponible en la ventana desplegada al presionar el botón derecho; una vez seleccionada, inicia el proceso de formateo. Aunque es una opción a la que no queremos recurrir, son muchos los motivos por los que debemos eliminar todo el contenido. Por esto, recomendamos tener copias en otros dispositivos.

Otros métodos para recuperar un pendrive dañado

Si estas buscando un método alternativo, se encuentran programas diseñados exclusivamente para esta acción. Estos permiten reparar bloques defectuosos, analizar los daños y formatear desde el programa.

De esta manera, cumple funciones similares a las que puedes hacer directamente desde tu equipo por medio de un software especializado en pendrives dañados. La ventaja de estos programas es que suelen ser intuitivos y facilitan el proceso de reparar un pendrive dañado cuando no estas familiarizado con él.

Prevenir los daños es más que importante

Teniendo presente que un pendrive se utiliza para guardar información, generalmente importante, es necesario cuidarlo para evitar que se estropee. De manera que tener ciertas precauciones puede hacer la diferencia en el cuidado de tus archivos.

Como uno de sus objetivos es el traspaso de información, te recomendamos evitar conectarlo a ordenadores que desconozcas o que sean usados por muchos usuarios. En el caso de necesitar imprimir, puedes destinar un pendrive exclusivamente para estos documentos y formatearlo con regularidad para evitar daños por virus.

De igual manera, tener un antivirus instalado en tu equipo es una excelente idea cuando se trata del cuidado de tus documentos. No se trata exclusivamente del cuidado de tu pendrive, también favorecerá el cuidado de tu equipo y todo lo que conectes a él.

Por último, mantener el puerto USB del pendrive protegido es de gran utilidad. Esta zona es muy sensible y es la clave para vincular los archivos al almacenador externo, por lo que cuidarlo nunca será una medida exagerada.

Su tamaño no hace justicia a su utilidad

Este pequeño dispositivo es uno de los desarrollos tecnológicos que pueden sacarnos de apuros en más de una ocasión. Con la facilidad que nos ofrece para transportar información de un lugar a otro y por su comodidad de diseño, es una herramienta que no puede faltarnos.

Sin embargo, no todo es perfecto y este ingenioso producto puede dañarse con facilidad si no le dedicamos ciertos cuidados. Si has llegado a este artículo, seguro ya te ha pasado y has aprendido; pero si eres de los dichosos que nunca han sufrido con un pendrive dañado, ten en cuenta los consejos que te hemos dejado para cuidarlo.

Anuncios