#Consejos

10 consejos para diseñar un portfolio de fotografía profesional

En 26/10/2022
Anuncios

Nada más importante para dar a conocer tu trabajo al mundo que diseñar un portfolio de fotografía que consiga impactar. Piensa que es una oportunidad única para dejar ver todo tu talento y potencial como fotógrafo. Debes cuidar cada detalle para atrapar la mirada de tus futuros clientes.

Recuerda el trabajo de los fotógrafos que te han impactado a lo largo de tu vida, analiza qué es lo que hallamado tu atención en cada uno de estos. Puedes encontrar muchas claves para crear tu propio portfolio analizando los de otros profesionales. Cada fotógrafo, así como su trabajo, es único, pero existen algunos consejos que aplican para todos.

Anuncios

Conocer acerca de diversos temas como: composición, comunicación, teoría del color, psicología y neuroventas puede ayudarte a producir una recopilación de imágenes inolvidable. Sigue estos consejos y deja que el mundo vea de lo que estás hecho.

Fotografías únicas

La atención de tu cliente es limitada y debes atraparlo en un par de segundos. Si muestras varias imágenes que sean muy similares, pronto se va a aburrir y supondrá que eres un fotógrafo con poco que ofrecer.

Muestra tu potencial con fotografías únicas en su clase. Esto no quiere decir que debas dejar de lado la posibilidad de incluir varias fotografías de una sola sesión. Ten en cuenta que debes elegir piezas que destaquen por cosas distintas y dejen ver de qué eres capaz.

Elige las mejores imágenes

Recuerda la expresión “menos es más”. Lo mejor es que elijas las fotografías más impactantes. Revisa varias veces las imágenes que elijas y descarta las que tengan imperfecciones o detalles que distraigan y cambien el sentido de la fotografía.

Anuncios

Puedes dar a conocer todo tu trabajo en otras plataformas y dejar solo lo mejor para el portfolio que vas a mostrar a tus futuros clientes. Sé muy crítico con tu trabajo y piensa en lo que quiere ver tu cliente.

Define un estilo propio

Está bien que experimentes cosas nuevas y crees estilos diferentes en tus fotografías, pero puede ser algo problemático para tu portafolio. Cuando pruebas varios estilos, vas a encontrar lo que mejor encaja contigo y poco a poco construyes tu estilo propio.

Un cliente quiere ver tu sello personal y analizar si es lo que está buscando. No quieras abarcar cualquier tipo de estilo, mejor sigue una línea clara que atraviese cada una de las imágenes que vas a mostrar.

Crea portfolios especiales para cada cliente

Si eres bueno y te gusta realizar varios tipos de fotografía, puedes hacerlo, pero recuerda que cada cliente está buscando algo determinado. Haz un portafolio para retrato, otro para fotografía de moda y así con cada una de tus especialidades.

Ahórrale tiempo y esfuerzo a tu cliente. Muéstrale solo el tipo de fotografía que quiere ver. Es más sencillo que elija tu trabajo si piensas en lo que necesita y debes mostrarle.

Piensa en tu público objetivo

Ponerte en los zapatos de tu cliente te ayuda a darte una idea delo que realmente necesita. De esta forma, puedes crear una recopilación de fotos que genere cercanía y le interese de manera instantánea.

Cuida el cómo muestras tu portafolio para que cada detalle esté alineado con lo que espera encontrar la persona que va a contratarte. No dejes de lado sus necesidades y gustos.

El mejor formato para ti

Todo se maneja de forma digital hoy en día, pero puedes necesitar un portafolio impreso. Lo ideal es que cuentes con una versión digital y una impresa, pero esto depende de cómo contactas a tus clientes potenciales y de los servicios que ofreces.

Analiza si realmente es necesario imprimir tus fotografías o si es suficiente con una muestra digital de tu trabajo. Puedes contar con las dos herramientas para llegar a más personas.

Tómate tu tiempo para crear

Si estás empezando es importante que pruebes varias cosas para encontrar tu estilo. Además de realizar sesiones gratuitas o colaboraciones para generar contenido que puedas mostrar a tus futuros clientes.

Cada cosa que haces en tu vida tiene procesos que deben respetarse para lograr las metas que quieres alcanzar. Sé paciente con tu proceso y sigue el aprendizaje constante que hace que tu portafolio se fortalezca día a día.

Busca diversas opiniones

Cuenta con el apoyo de personas que puedan observar a detalle tu trabajo y darte información útil. Si tienes colegas que puedan brindarte su opinión respecto a tu portafolio, aprovecha para tomar sus consejos profesionales.

Busca personas que compartan rasgos con el tipo de cliente al que buscas acercarte. Pide su opinión, pregúntales qué les transmite tu trabajo y si estarían interesados en contratarte en caso de que buscaran un fotógrafo.

Busca que tu portfolio hable por sí solo

En la mayoría de las ocasiones no vas a estar para explicar cada una de las imágenes que elegiste. Pon solo fotografías que cuenten una historia sin necesidad de un texto o explicación adicional.

Un cliente busca imágenes que comuniquen un mensaje específico y tu trabajo es darles lo que quieren. Quien vea tu portafolio debe entender lo que quieres comunicar con cada pieza de tu trabajo.

Persigue el equilibrio

Aunque en un comienzo pienses que mostrar tus mejores fotografías al inicio del portafolio te trae ventajas, puede ser contraproducente. Elige fotografía con mayor impacto y mézclalas con las demás.

Deja una de las mejores para abrir tu portafolio y una para cerrarlo. De esta forma, tu cliente tendrá una muy buena primera impresión y finalizará tu portafolio de la misma manera. De seguro va a recordar tu trabajo y serás uno de los primeros en ser contactados para empezar a fotografiar.

Los aspectos técnicos en las fotografías son un aspecto vital a la hora de diseñar un portfolio de fotografía, pero no son lo único que importa. Ten en cuenta lo que espera tu cliente que le ofrezcas. Piensa en cómo puedes aportar algo para solucionar sus problemas, esto hace que crees un portafolio enfocado y que se diferencie.

Anuncios