#Fotografía

Formato RAW en fotografía: qué es, cómo funciona y para qué sirve

En 22/05/2023

¿Qué es el formato RAW en fotografía? Este término es ampliamente usado por los profesionales de la cámara. Se trata, además, de un vocablo básico en la jerga fotográfica. Si eres de los que gustan capturar la esencia de los momentos en imágenes, sigue leyendo y adéntrate en la belleza del mundo fotográfico.

Qué es el formato RAW en fotografía

El primer paso para entender de qué va esto del formato RAW en fotografía es conocer su etimología. El término es tomado del inglés. Su traducción literal nos funciona: crudo. ¿Qué significa un archivo “crudo” o “en crudo”? Pues bien, consiste en la información de una imagen captada por una cámara.

En otras palabras, no es una imagen propiamente dicha. Es la información que sustenta esa imagen futura pero aún no definida o procesada. RAW es un formato fotográfico, tal como los renombrados JPEG y JPG. Estos últimos captan la información de cierta manera ya definida por su sistema; el RAW, no.

Cómo funcionan los archivos “en crudo”

Sombras, exposición, luces, etc., son algunos de los valores que cimentan una imagen. Cuando en formato JPEG, por ejemplo, hacemos la foto, la suma de estos valores es procesada de manera arbitraria. No solo tomando lo que le parece más importante, sino desechando el resto.

El formato RAW en fotografía toma los valores pero no los procesa. Además, no da prioridad a ninguno sobre otro, simplemente capta en su plenitud lo que ve el lente. Y con “plenitud” nos referimos a cualquier posible resultado que podría tener esa imagen. Con los valores de esta manera u aquella otra.

Ejemplo práctico

Haciendo uso del formato JPEG, decides salir a tomar alguna foto. Eres diestro con la cámara, sabes qué hacer antes de capturar el momento. Con cierta configuración, equilibrada a tu gusto, haces la foto. Es una instantánea, poco se podría hacer para cambiar sus valores de no haberte gustado el resultado.

Este es el momento en el que vemos la gran utilidad del formato RAW en fotografía. Como este formato no solo admite con precisión todo cuanto el lente ve, sino también cualquier posible manera de verlo, la posteridad se vuelve aliada. El control de cualquier aspecto dentro de esa fotografía quedó en nuestras manos.

Formato RAW en fotografía: qué es, cómo funciona y para qué sirve | image 66

Para qué sirve: usos y ventajas

Frente a la fotografía tomada bajo los estándares comunes, la imagen en crudo parecerá de menos calidad. Debido a lo que explicamos previamente, los filtros automáticos de los formatos JPEG o JPG que acomodan la imagen no harán su proceso. Entonces, ¿qué sentido tiene el formato RAW en fotografía?

  1. La información de la imagen queda preservada, no perdemos detalles.
  2. La gama de colores es mucho más grande.
  3. Podremos realizar cuantos cambios queramos a posteriori.

Y, por último, total control sobre nuestro producto. Sin pérdida de información y con una amplio espectro de colores, seremos los protagonistas del revelado de esa imagen. Además, si nos apetece, podemos reeditar la foto siempre que queramos, probando ajustes diferentes.

Lo que quizás pueda jugar en contra

Cuando veamos la foto en crudo, notaremos falta de luces, nitidez y otros aspectos. A esto nos referíamos cuando la comparábamos con los demás formatos. Sí, porque el procesamiento pasa a nuestras manos, la edición en general. Pero, si no sabemos editar, no podremos alzar esa fotografía.

Aunque es cuestión de práctica, al principio quizás pueda resultar tedioso el uso del formato RAW en fotografía. Queda de la mano de cada fotógrafo sopesar sus necesidades creativas, ventajas, desventajas y decidir con qué formato trabajar. Claro que, se puede ir de ambas manos por un trecho.

El formato RAW es mayor libertad

La verdad es que hoy en día existen muchas aplicaciones para aumentar la calidad de las fotos. Sin embargo, no hay nada como dotar de personalidad al trabajo que hagamos con la cámara. El formato RAW en fotografía nos brinda esta posibilidad. La proyección del mundo a través del lente se vuelve mágica, única e irrepetible.