#Fotografía

Fotografiar el mar: consejos y técnicas para fotos increíbles

En 09/11/2022
Anuncios

Si siempre has soñado con fotografiar el mar y obtener fotos de ensueño, es importante que entiendas las características especiales que ofrecen el agua y la arena de la playa.

Las técnicas que uses pueden cambiar según la hora del día en la que quieras tomar la fotografía y el tipo de dispositivo con el que saques la foto. Aquí tienes los mejores consejos para sacar el máximo provecho de los lugares más hermosos.

Cuidado con el horizonte

Anuncios

Para tomar cualquier fotografía tienes como referencia ciertas líneas que se dibujan en el paisaje. En el caso de una fotografía del mar, esto es más relevante, ya que la línea del horizonte se hace notar más que en cualquier otro sitio.

Lo ideal es que el horizonte se vea recto dentro de tu fotografía, esto da un toque de profesionalismo y luce muy natural para el ojo humano. Cuando domines esta regla puedes romperla inclinando de manera deliberada el horizonte.

Busca siempre una intención al componer tu fotografía. La inclinación hacia arriba o hacia abajo puede cambiar totalmente el significado de la imagen. Haz muchas pruebas con distintos tipos de inclinación y compara cuál funciona más para lo que quieres comunicar.

Un punto que llama la atención

El mar es inmenso, por esto funciona muy bien focalizar la atención de la fotografía. Resaltar un objeto en el mar o un destello en las olas da mucha fuerza a tu fotografía.

Anuncios

Juega con los colores, los contrastes y la ubicación del detalle que quieres resaltar. Pon en práctica el uso de la regla de tercios y la teoría del color para sacar todo el potencial que el mar tiene para ofrecerte.

Dependiendo de la ubicación y la iluminación que logres, puedes comunicar un sin fin de sentimientos, desde la alegría hasta la desolación. Explora hasta estar seguro de conseguir el efecto deseado.

El sol es tu aliado

Existen horas en las que la luz del día cambia rápidamente e irónicamente son las mejores para lograr las fotografías espectaculares que tanto deseas. Las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde ofrecen tonalidades únicas con las que puedes experimentar.

Como la luz cambia de manera veloz, no tienes demasiado tiempo para encontrar la toma perfecta, pero con la práctica es cada vez más fácil. Ten en cuenta que cuando el sol llega a su punto máximo en el cielo, el efecto que esto produce no es favorecedor para tus tomas. Produce sombras difíciles de controlar.

La fotografía no es plana

Aprovecha los distintos elementos que puedes encontrar en la playa y en el mar. Cuando se ubican en distintos planos, le otorgan profundidad a tu fotografía. Ya no más fotografías que se ven planas, el mar ofrece muchas posibilidades y merece ser representado en toda su inmensidad.

Distintas posiciones

Cada persona que visita el mar, la mayoría del tiempo, lo ve desde una misma perspectiva. Cuando rompes con este mismo enfoque, tus fotografías adquieren un aspecto más interesante.

Juega con los ángulos y las alturas. Una misma escena se puede fotografías de mil formas distintas. Una pequeña inclinación de la cámara cambia en su totalidad la forma en la que comunica.

Acuéstate en la arena, súbete sobre una roca y prueba esas perspectivas que nadie más puede lograr. Cada uno tiene su manera única de percibir el mundo y la idea es que logres transmitir ese punto de vista que nadie, más que tú, posee.

La velocidad de obturación

Las olas son uno de los mejores regalos que te brinda el mar, sus fotografías pueden transmitir fuerza y resultar hermosas. Para esto debes entender cómo funciona la velocidad con la que obtura la cámara y como cambiarla para obtener distintos efectos.

Si quieres dar la idea de que el tiempo se congela, utiliza una velocidad muy alta. Esto ayuda a poner en pausa el movimiento de las olas, así puedes detallar en la fotografía cada pequeño trazo que realiza la ola en el espacio que recorre.

Si, por el contrario, quieres que la ola se vea en movimiento para dejar intacta su naturalidad, utiliza una obturación lenta para que la cámara pueda capturar algo de su movimiento. Para esto es importante que dejes la cámara lo más quieta que puedas, es buena idea contar con un trípode.

Nunca son demasiados filtros

Los filtros que usas ahora en las redes sociales o en los programas de edición, nacen a partir de accesorios que son usados en las cámaras. Existen filtros polarizadores que son muy útiles para las fotografías en la playa.

Este tipo de filtros ayudan a reducir ciertos reflejos que no resultan favorecedores, además aumentan el contraste de la fotografía. La profundidad con la que se perciben los colores aumenta y tus tomas serán más impactantes.

¿A color o en blanco y negro?

Como muchas cosas en la fotografía, depende de la intención que tengas y de tu estilo personal. Una fotografía a color muestra toda la paleta que ofrecen las playas y puedes jugar con el contraste, al modificar un poco las coloraciones y resaltar a través del color ciertos elementos que despierten tu interés.

El blanco y negro le otorga fuerza a la fotografía, permite que juegues con los contrastes y generes sensaciones de misterio e inmensidad. Prueba a usar el blanco y negro cuando los días estén muy grises, así puedes potenciar y explotar las tonalidades de un día nublado en la playa.

Bajo el mar

Protege tu cámara y explora las profundidades. Toma fotos a las piedras, a los peces y fotografía los detalles que encuentres bajo el agua. Puedes utilizar una cámara o tu teléfono para que sea mucho más sencillo sumergirlo. También puedes fotografiar partes de tu cuerpo o a un modelo que quiera colaborarte en esta experiencia.

Deja volar tu imaginación, ten en cuenta las reglas de composición y convierte el fotografiar el mar en todo un arte. Diviértete y mejora día a día tus tomas.

Anuncios