#Consejos

7 errores que todo el mundo ha cometido al crear contraseñas

En 10/10/2022
Anuncios

¿Cuando tienes que crear una contraseña sueles usar tu fecha de nacimiento? ¿O acaso usas el nombre de tus hijos, de tus mascotas, tu color favorito o el nombre de tu club de fútbol? ¿O sueles usar patrones sencillos como “123456” o “qwerty” para no olvidar las combinaciones de caracteres? ¿Y además estás acostumbrado a reciclar tus contraseñas para distintas cuentas?

Estos hábitos, tan comunes entre los usuarios, son justamente los errores más comunes que se suelen cometer al crear contraseñas. Lee atentamente este artículo y pregúntate sinceramente si debes actualizar tus claves. La seguridad en internet es un tema del que debemos ocuparnos más.

Los siete errores más comunes que se deben evitar al crear una contraseña

Anuncios

Cuando creamos una contraseña ésta debe ser fácil de recordar sin dejar de ser robusta y segura. Puedes usar alguna regla mnemotécnica para recordar la contraseña de memoria sin anotarla en ningún lado. A continuación, detallamos los siete errores más frecuentes que cometen los usuarios al usar una contraseña. ¡Procura evitarlos!

  1. Usar una contraseña corta. Lo ideal es usar contraseñas con, al menos, 14 caracteres. Esto se debe a que existen métodos de desencriptación que pueden descifrar las contraseñas cada vez más rápido. Cuantos más caracteres distintos, más tiempo de seguridad.
  2. Reciclar tus contraseñas. Otro error muy común es usar la misma clave para varias cuentas o aplicaciones. Piénsalo así: si alguien obtiene tu contraseña principal podrá acceder a todos los servicios para los que utilices esa misma clave. El peor error es usar la misma palabra con leves modificaciones para distintas cuentas. Jamás debes repetir tus contraseñas. Utiliza una distinta para cada usuario.
  3. Basarse en aficiones, gustos y datos personales. Jamás deberías usar el nombre de tu equipo de fútbol u otros deportes ni de tus músicos favoritos ni de cualquier otro fanatismo. Mucho menos usar el nombre de tus mascotas ni fechas relativas a tu vida o de tus personas cercanas. Tampoco es recomendable usar frases comunes o palabras asociadas a tu cotidianidad. Debes evitar que tu clave sea fácilmente predecible.
  4. Elegir combinaciones y caracteres predecibles. Usar el orden del teclado para recordar las contraseñas es uno de los errores más comunes. También está chequeado que la mayoría de los usuarios arman patrones sencillos como la primera letra en mayúscula, luego minúsculas, algún número y un carácter especial para finalizar.
  5. Intenta complejizar tus contraseñas con patrones diferentes. Estas características vuelven muy predecible a tu clave.
  6. Eludir la verificación de dos pasos. Estas medidas suman una llave más de seguridad a tus cuentas para proteger tu información personal. Considera también usar la biometría en los dispositivos o aplicaciones que brindan la opción. A veces, es mucho más confiable usar el sensor de huella o el desbloqueo facial para confirmar el acceso.
  7. Compartir tu contraseña o anotarla en algún soporte físico. Antes era fácil confiar en la propia memoria porque era necesario memorizar solo algunas claves. Sin embargo, en la actualidad esto es casi imposible pues diariamente accedemos a numerosos servicios online que requieren contraseñas de seguridad.

Por este motivo, es muy común el hábito de compartir tus claves con otra persona o anotar las claves en algún papel o cuaderno. Sin embargo, esto no es una buena práctica y puede ser un gran riesgo porque cualquiera que vea tus notas podrá acceder a tus cuentas. Aunque tu clave sea de las más difíciles, no se debería dejar por escrito. Lo que se recomienda es utilizar algún administrador de contraseñas.

En cualquier caso, es importante evitar cometer estos siete errores. Además, es recomendable actualizar la contraseña con cierta regularidad. Y recuerda que no es suficiente con cambiar solo alguno de los caracteres, ¡debe ser una contraseña completamente nueva!

¿Cómo crear una buena contraseña?

Crear y gestionar contraseñas lo suficientemente robustas es fundamental porque son las claves que protegen nuestra información personal. Son las llaves que usamos para nuestros servicios, nuestras cuentas bancarias, nuestras redes sociales y todos nuestros dispositivos. Si bien puede parecer un desafío lograr que todas nuestras contraseñas sean buenas, es más sencillo de lo que se cree.

Anuncios

El primer paso es usar el sentido común. Si una combinación nos parece demasiado sencilla de descifrar, probablemente lo sea. Se deben evitar palabras y conceptos obvios y muy utilizados como “contraseña”, “password”, “12345”, “miclave”, “abc123”, etc.

Dichas combinaciones son las primeras que prueban los piratas informáticos para probar suerte. Si utilizas una clave demasiado evidente, cámbiala ya mismo. Es inseguro y tu cuenta se encuentra en verdadero peligro. Este tipo de clave lamentablemente siguen siendo las más habituales y son un gran problema.

También se deben evitar los datos personales porque resultan fáciles de adivinar por medio de la ingeniería social o incluso entre los propios conocidos. Para lograr una clave robusta debes tener en cuenta algunas consideraciones. Así evitarás que cualquiera pueda ingresar de manera fraudulenta a tus cuentas.

  • Es importante que tus contraseñas sean completamente aleatorias. Las palabras o números que incluyas no deben relacionarse ni entre sí ni contigo. Debes incluir mayúsculas, minúsculas, números y caracteres especiales en tu combinación.
  • Tus contraseñas deben tener cierta longitud. A partir de los 10 caracteres se puede decir que una contraseña comienza a ser buena. Se recomienda que tenga al menos 14 caracteres. Cuanto más larga sea tu clave, más fuerte y más difícil de robar será.

Por último, haz caso de las advertencias de vulnerabilidad. Si recibes una notificación sobre vulnerabilidades de parte de alguno de tus servicios, cambia tu contraseña lo antes posible. Tu contraseña anterior ha sido expuesta y ya no es seguro mantenerla por más robusta que fuera.

Ten en cuenta estas recomendaciones y comentarios a la hora de crear o renovar tus claves. Recuerda que tus contraseñas son como las llaves de acceso a tus cuentas: protegen tu información personal y deben ser totalmente fiables.

Anuncios