#Consejos

Los peligros de la desinformación: ¿cómo evitar este tipo de contenidos?

En 14/11/2022
Anuncios

Los peligros de la desinformación abarcan un problema que afecta a todos los contornos de la vida y que se manifiesta de diferentes formas. La falta de información adecuada, su mal uso y las consecuencias de su manipulación son algunos de los problemas más graves que podemos encontrar en nuestra sociedad.

La desinformación es el resultado de la manipulación y la confusión deliberada en los medios de comunicación, la cual puede provocar la desestabilización social o incluso la guerra.

Anuncios

En este artículo, sabrás de una mejor manera el concepto de la palabra, si es ilegal o no y entenderás cuáles son los peligros de la desinformación, incluyendo las posibles maneras de evitarla.

¿Qué es la desinformación?

Antes de hablar sobre los peligros de la desinformación, se tiene que explicar un poco sobre el concepto de la palabra. La desinformación es una forma de mentir que consiste en dar información falsa o engañosa, y que tiene la intención de crear confusión sobre un asunto.

Es una estrategia que se utiliza para generar confusión en el público y que puede ser utilizada por cualquier persona o grupo, incluyendo organizaciones gubernamentales, políticos, periodistas o empresarios.

La desinformación se utiliza a veces como una forma de propaganda y manipulación de masas. También puede ser la consecuencia no intencional de un error publicado en los medios de comunicación.

Anuncios

La desinformación es muy eficaz porque suele tener el efecto directo de generar reacciones negativas hacia los medios que difunden la información falsa o engañosa, perjudicando su credibilidad y su reputación.

Tipos de desinformación

Los peligros de desinformación no son iguales, para eso, hay que informarse de los tipos que existen, en su mayoría, siempre son tres. Rumores, bromas y propagandas, en las siguientes líneas se explicarán con mejor precisión:

  • Rumor: un rumor es una historia iniciada por alguien que no sabe de lo que está hablando y luego es repetida por personas que no saben de lo que está hablando. Los rumores a menudo se difunden de boca en boca, pero también se pueden difundir por correo electrónico o mensaje de texto.
  • Broma: un engaño es una mentira inventada por alguien que quiere engañar a otras personas para que la crean. Esta persona puede enviar correos electrónicos o publicar en cuentas de redes sociales con información falsa solo para ver si otras personas lo creen y lo transmiten.
  • Propaganda: la propaganda es información falsa que se difunde deliberadamente para influir en la opinión o las acciones de los demás. Las personas usan la propaganda para convencer a los demás de que sus ideas o creencias son correctas, hasta cuando no son representaciones precisas de la realidad, ¡Y a veces incluso cuando no hay ninguna evidencia para ellas!

Es importante que sepas identificar los peligros de la desinformación, empezando por sus tipos, como por ejemplo las propagandas que se suelen ver en la televisión, también las bromas y los rumores que solo son intentos para perjudicar a una persona e incluso a un grupo.

¿La desinformación es ilegal?

La desinformación es ilegal, pero no todos los casos de desinformación son iguales. En primer lugar, hay que entender que la desinformación puede ser un delito perseguible penalmente cuando se produce en un contexto de fraude y engaño.

O cuando se supone que se ha hecho con el objetivo de obtener algún beneficio económico. Por ejemplo, si alguien dice que el agua es potable y hay muchas personas que beben esa agua y terminan enfermando, estaría cometiendo un delito.

Pero la desinformación no siempre tiene esta connotación negativa: por ejemplo, si alguien dice que no hay un cáncer muy común en su barrio y alguien decide no hacerse las pruebas preventivas porque le parece que la probabilidad de tenerlo es muy baja, esta persona no está cometiendo un delito.

Consejos para evitar contenidos de desinformación

Internet es una gran fuente de información, pero también es un salvaje oeste de desinformación. Si quieres evitar quedar atrapado en la marea de desinformación, aquí hay algunos consejos:

  • No confíes en todo lo que lees. ¡Sé escéptico! Si algo parece demasiado bueno para ser verdad, ¡Probablemente debas leer un poco más!
  • Busca una fuente creíble. Cuando estés investigando algo en Internet, usted debe de saber que no existe una fuente «perfecta». Pero algunas fuentes son más confiables que otras. Busca fuentes de noticias confiables o revistas académicas que hayan sido revisadas por pares y examinadas por expertos en sus campos.
  • Busca múltiples fuentes que confirmen lo mismo. Si una fuente dice algo, pero otra dice lo contrario, esto suele ser un buen indicador de que al menos una de estas fuentes no es creíble, o que sólo están informando sobre cosas diferentes (como lo que vio una persona versus lo que vio otra persona).
  • Sé consciente de tus sesgos y cómo afectan tu forma de pensar. Si algo no tiene sentido para ti inmediatamente porque contradice tus propias ideas o creencias sobre cómo funcionan las cosas en el mundo, ¡No asumas que está mal sin investigar primero!

El hecho de que hoy en día estamos expuestos a una gran cantidad de información en los medios tradicionales y digitales, nos hace vulnerables a no saber discernir qué es verdadero y qué no lo es. La desinformación puede distorsionar nuestro punto de vista sobre un asunto determinado o suponer mentiras para perjudicarnos.

Por eso, debes de investigar, leer, preguntar y establecer así mejores salidas para evitar con todo el derecho lo que es la desinformación y sus posibles peligros, los cuales son muchos. Siguiendo los consejos descritos anteriormente, verás la facilidad que resulta descubrir un contenido filtrado o disfrazado con desinformación.

Nunca olvides que la desinformación siempre existirá y podemos ser tanto accionistas como contrapartes. Esto quiere decir, que siempre podrás o investigar y hacer contenido desinformador para un público, como tambien podras luchar contra la desinformación que abarque algún tema en tu interés.

Anuncios