#Tecnología

12 cámaras icónicas que marcaron la historia de Nikon

En 08/09/2022
Anuncios

Entre las cámaras icónicas de Nikon hay muchas que después de 100 años no pasan de moda. Eso porque detrás de ellas hay una historia bien particular o porque tienen la impronta de haber registrado un evento especial.

Y es que Nikon existe desde hace más de un siglo, pero durante los primeros años producía principalmente objetivos avanzados para la época. A continuación, echemos un vistazo a 12 de las cámaras más influyentes de la compañía.

Nikon S (1951)

Anuncios

Podría decirse que fue la cámara más influyente de entonces. Al igual que sus predecesoras, la Nikon I (1948) y la Nikon M (1949), la Nikon S (1951) fue la primera en utilizar el formato completo de 35 mm.

También fue pionera en venderse ampliamente en Estados Unidos. Aunque los objetivos con montura S se eliminaron rápidamente después de que saliera la F, muchos fotógrafos pidieron que se adaptaran a las de la marca Leica.

Nikon F (1959)

Otra de las cámaras icónicas de la firma es la Nikon F, la cual combinaba elementos de todos los demás aparatos de la época. Esto dio como resultado un paquete mucho más barato que los telémetros profesionales de entonces.

Contaba con prismas y pantallas de enfoque intercambiables, bloqueo del espejo, sincronización del flash, previsualización de la profundidad de campo y un respaldo extraíble. De hecho, la F usó un respaldo de 250 exposiciones para capturar la guerra de Vietnam.

Nikon F4 (1988)

Anuncios

En la década de los 80, Minolta sacudía el sector con cámaras como la 7000 AF, la primera SLR del mundo. Entonces, Nikon fabricó una F3 modificada llamada F3AF, la primera en este estilo. Sin embargo, fue la F4 la que realmente llevó el autofoco a los usuarios y, lo que es más importante, podía seguir utilizando todos los objetivos heredados de Nikon.

4.Nikon F5 (1996)

La Nikon F5 se convirtió en la cámara deportiva estándar y en una de las últimas SLR de película importante. Hasta la introducción de la Canon 1v, la F5 era la más rápida, con velocidades de obturación de hasta 1/8000 de segundo y una ráfaga de 8 fps.

Tenía cinco puntos de AF en total y el medidor de matriz de color 3D de Nikon. Incluso, después de que se introdujera la tecnología digital, esta siguió siendo fuerte. Su cuerpo sirvió de base para muchas de las primeras cámaras digitales como las DCS 600 y DCS 700 de Kodak.

Nikon D1 (1999)

La D1 fue la primera DSLR propiamente comercial de Nikon, una bestia de 2,7 megapíxeles basada en la F5, capaz de hacer ráfagas de 4,5 fps. Aunque no parezcan gran cosa, fue ampliamente utilizada en los periódicos.

En su momento, su bajo coste (frente a las de Kodak) y su velocidad demostraron que lo digital era el camino. Las D1H y D1X, que le siguieron, dividieron la serie insignia en dos modelos: uno para deportes y otro para alta resolución.

Nikon D70 (2004)

Se trata de otra de las cámaras icónicas y la primera DSLR de Nikon para el consumidor. Supuso un punto de inflexión para los fotógrafos, muchos de los cuales habían sido influenciados por la 300D de Canon.

La D70 salió a la venta por 999 dólares y era, a todos los efectos, una cámara fantástica. Con un sensor APS-C recortado de 6,1 MP, disparaba en JPEG y NEF. Incluso, tenía una primera versión de ISO automático y aceptaba tarjetas CF o Microdrive.

Nikon D3 (2007)

Fue la primera DSLR de fotograma completo. La D3, de 5.000 dólares marcó un hito en la historia de Nikon. Fue la primera cámara en llevar el apelativo de «FX», así como la primera (junto con la D300) en contar con live view.

Podía disparar a pantalla completa a 9 fotogramas por segundo y aumentar la sensibilidad ISO a 25.600. Sus 1005 píxeles proporcionaban capacidades de exposición automática aún más inteligentes y un rendimiento de AF más rápido y preciso.

Nikon D700 (2008)

Este modelo compartía muchas de las especificaciones de la D3. Sin embargo, lo incluía todo en un cuerpo mucho más pequeño, pero profesional. Costó 2.999 dólares en su lanzamiento y fue una fuerte competidora de la 5D Mark II de Canon.

Mientras que la 5D Mark II tenía una mayor resolución, la D700 se comportaba mucho mejor con ISOs altos. Permitió a los fotógrafos utilizar por primera vez sus objetivos en todo su potencial.

Nikon D5 (2016)

Esta cámara representó el futuro de Nikon. Para entonces, la marca creó un equipo parecido a la F5, pero más potente. Tenía un sensor de 20,8 MP con ISO nativo de 102.400, una velocidad de fotogramas de 12 fps y auto exposición completa. Destacaba por la funcionalidad de pantalla táctil, vídeo 4K y un sistema de autoenfoque de detección de fase de 153 puntos con 99 puntos cruzados.

10. Nikon FA

La medición automática multipatrón (AMP) fue el reclamo de la fama de la FA. Funcionaba dividiendo la escena a medir en cinco segmentos: cuatro de dos en dos y uno en el centro.

A medida que se exponía cada segmento, la tecnología informática lo comparaba con los demás. De este modo, se podían identificar aspectos de un sujeto que podían dar lugar a una exposición incorrecta, pero zonas especialmente brillantes.

11.Nikon D800

Cuando salió al mercado, este caballo de 36 MP sorprendió a la industria. La D800 no tiene rival en términos de resolución de detalles y es una perspectiva atractiva para los fotógrafos de paisajes.

Tuvo algunas quejas por los niveles de ruido y el manejo de los archivos RAW. Sin embargo, se convirtió rápidamente en una de las favoritas de los fotógrafos de estudio, retratos y bodas.

12. Nikon 1 V1

Los fans de Nikon se mostraron escépticos ante la 1V1, sin embargo, ha hecho un trabajo excelente. Su velocidad es lo que más gusta de ella. Si la montas con un objetivo AF-S 300mm f2.8 VR II, se comporta tan bien como cualquier cámara de gama alta diseñada para deportes y acción rápida. Es increíblemente rápida para su tamaño y, pese a su breve presencia en el mercado, fue un éxito.

Conclusión

Las cámaras icónicas que capturaron algunas de las tomas más famosas de la historia, tienen detrás a Nikon. Con ello, no solo se hace un homenaje a las herramientas creadas, sino que queda claro que hacer buenas fotos va más allá de los materiales utilizados.

Anuncios