#Como hacer

Cómo habilitar 144Hz+ en tu monitor (2022)

En 21/09/2022
Anuncios

¿Sabes cómo habilitar 144Hz+ en tu monitor? Sabemos qué se siente sacar el monitor nuevo de la caja, instalarlo y que se vea exactamente igual que el monitor antiguo. No te preocupes, en parte esto se debe a que todo monitor viene configurado a 60 hercios.

Si quieres aprender a cómo configurar tu monitor de 144Hz, te recomendamos que nos acompañes hasta el final del post. Además, te mostraremos los factores que potencian a tu monitor para que puedas obtener un mayor rendimiento.

Habilitar 144Hz+ en tu monitor: paso a paso

Anuncios

Habilitar 144Hz+ en tu monitor es un proceso simple y sencillo. Si sigues este paso a paso que te presentaremos a continuación, en dos minutos tendrás tu monitorgaming configurado:

1. Pulsa clic derecho en el escritorio y selecciona la opción “configuración de pantalla”.

2. En la sección de pantalla, baja hasta el final del menú y haz clic en “configuración de pantalla avanzada”.

3. Al final de la ventana aparece la opción “mostrar las propiedades de adaptador”. Selecciona esa opción.

Anuncios

4. Se desplegará una pantalla y mostrará la opción “monitor”.

5. Abre la ventana y selecciona la opción 144 hercios. Seguidamente, pulsa el botón aplicar.

6. Luego, el sistema te preguntará si deseas conservar la configuración de pantalla. Pulsa la opción “conservar cambios”. Para finalizar, pulsa el botón “aceptar”.

Como te habrás dado cuenta, configurar tu monitor no te llevará mucho tiempo. Ahora bien, recomendamos informarse mejor sobre el monitor adquirido. Si la página web del fabricante dispone de un driverdescárgalo e instálalo de inmediato.

Si aplicas este paso a paso y no encuentras la opción de 144 hercios, es muy probable que tu monitor no sea apto para soportar dicha configuración.

Beneficios de tener un monitor de 144Hz

Los monitores de 144 hercios salieron en respuesta a la necesidad de naturalidad, fluidez y rapidez en los movimientos. Estas pantallas son especiales para el gaming, ya que cuenta cada fracción de segundo. Esto marca la diferencia entre ganar o perder una partida.

Te aseguramos que tu vida no será la misma cuando pases de un monitor de 60 o 75Hz a un monitor de 144Hz. A continuación, te presentamos los beneficios que obtendrás al adquirir un monitor de 144Hz:

Velocidad de reacción

Los títulos de eSports requieren de una máxima velocidad y sincronización. Asimismo, necesitas calidad e inmediatez entre lo que pasa en los controles y lo que muestra en simultáneo el monitor.

Mayor fluidez en detalles del juego

El monitor es capaz de destacar el más mínimo detalle. Esto no solo se limita al movimiento de los personajes, sino que también optimiza el movimiento de los elementos del escenario como destellos de luz o el movimiento del agua de un lago. Sin duda alguna, esto representa un plus adicional para la experiencia de usuario.

Si tu monitor es capaz de reproducir la cantidad de FPS que requiere el título, ganarás fluidez en los movimientos. Si juegas títulos como Counter Strike, Cyberpunk 2077 o Call of Duty, tener el monitor óptimo ayudará a mejorar tu desempeño.

Movimientos más realistas

Los movimientos de los personajes del juego se ven más naturales. No obstante, al principio, puede que no lo notes de esa manera. Es normal, tu ojo todavía no está lo suficientemente entrenado para percibir el movimiento completo. Con el pasar del tiempo, te acostumbrarás y no querrás volver a los monitores de 60 o 75Hz.

Con esto no queremos decir que tener un monitor de 144Hz será la solución a tus problemas. También es necesario contar un buen equipo. En otras palabras, contar con una tarjeta gráfica potente que optimice las imágenes del juego. De esta forma, obtendrás un resultado de alta calidad.

FPS Vs. Hz

La eterna discusión entre los FPS y los hercios está muy lejos de llegar a su fin. Sin embargo, queremos dejar algo en claro: ambos conceptos no significan lo mismo, pero están muy relacionados entre sí. Explicaremos, sin mayores tecnicismos, qué significa cada una y cuál es la relación entre ellas.

Los FPS o fotogramas por segundo son la cantidad de cuadros que la tarjeta gráfica envía a tu monitor. En cambio, los Hz o hercios son la cantidad de cuadros que tu monitor puede mostrar en pantalla. Es decir, los FPS son la cantidad de imágenes que envía la GPU y los hercios la capacidad de mostrar esas imágenes en pantalla.

En vista de lo antes planteado, ¿cuál es el ganador de esta contienda? ¡Ninguno! Ambos son igual de importantes. Te expondremos dos casos:

¿Qué ocurre si tengo un monitor de 144Hz+ y mi tarjeta envía 90FPS?

El juego se verá poco fluido y lento porque la tarjeta gráfica trabajará por encima de sus capacidades. Esto se debe a que la potencia que tiene la tarjeta gráfica no es suficiente en comparación con la capacidad del monitor. Por esta razón, es vital tener una GPU lo suficientemente potente para obtener el mejor rendimiento.

¿Qué pasa si tengo un monitor de 60Hz+ y mi tarjeta envía 120FPS?

Esto también representa un problema, ya que independientemente de la capacidad de tu GPUla pantalla mostrará un máximo de 60FPS. Además, verás el efecto de screen tearing, que básicamente es una distorsión cuando se pierde la sincronización entre la GPU y el monitor.

Para solucionar el problema de screen tearing es necesario activar el modo VSync. Se reduce dicho efecto, pero aparece el efecto de imput lag. El imput lag es el tiempo de reacción entre que oprimes una tecla y la respuesta de esa acción en la pantalla.

Palabras finales

Habilitar 144Hz+ es ideal cuando tu monitor recibe a 144hz y la tarjeta gráfica envía 144FPS. Aunque tener un monitor de estas características es una maravilla, consideramos que tu experiencia no será positiva si no tienes la potencia suficiente. A mayor potencia, mayor fluidez y naturalidad en los movimientos.

Anuncios