#Historias

Cómo surgieron las tarjetas de crédito y su tecnología      

En 26/03/2022
Anuncios

Las tarjetas de crédito son un sistema de pago que nos permite adquirir todo lo que deseemos al instante. No obstante, ¿Cuál es su origen? ¿Alguna vez te has detenido a pensar de dónde nació la necesidad de crear un sistema de crédito a los clientes?

Si es así, este artículo te será de mucho interés, aquí te contaremos todo acerca del origen de estas tarjetas.

Inicios de las tarjetas de crédito

Anuncios

A principios del siglo pasado, específicamente en 1914, Western Union establece las tarjetas de crédito a su distinguida clientela. Con ella podían obtener solvencia ilimitada sin intereses, además de un trato preferencial. Posteriormente, este método fue implementado por otras empresas.

Sin embargo, solo era posible usarlas en sitios y espacios geográficos específicos, por lo que fueron suspendidas.

Origen oficial de las tarjetas de crédito

Para 1949 el director de Hamilton Credit Corporation, Frank McNamara, pasó por un embarazoso momento. Había invitado a dos personas a cenar en un ostentoso restaurante en la ciudad de Nueva York. Al momento de cancelar, se percató que no tenía su cartera.

A pesar de que su esposa lo sacó del apuro, McNamara no estaba dispuesto a vivir una vergüenza igual, nunca más. Es por ello que empezó a trabajar en un método por el que las personas pudieran garantizar que pagarían luego.

Anuncios

Su idea era un plan de crédito personalizado, que además pudiera ser utilizado en muchos comercios. En 1950 McNamara, con el respaldo de su abogado Ralph Schneider, crea la Diners Club, nombre escogido para hacerle alusión a su vergonzoso momento.

Esta primera tarjeta se la presentaron a 200 individuos, pertenecientes a su grupo social. Así mismo, catorce restaurantes en Nueva York no tuvieron ningún problema en aceptar estas tarjetas.

Rápida expansión

A finales del año 1950, 20,000 personas tenían la Diners Club. El negocio consistía en servir de fiador para ambas partes. Se le cobraba una comisión por cada transacción al establecimiento y $3 por año para el mantenimiento al cliente. Este pago tenía la finalidad de poder obtener un aplazo del pago para el fin de mes, sin cargos de interés.

En enero de 1951, 35.000 personas eran poseedoras de una Diners Club y 285 establecimientos la aceptaban. Incluso, en marzo del mismo año el número de personas con una Diners Club aumentó a 42.000. Mientras que el número de establecimientos que la aceptaba subió a 330.

Su crecimiento continuó sin competidor alguno hasta 1958, año en que es lanzada la primera American Express. A este lanzamiento le siguieron el de BankAmericard (actual Visa) e Interbank Card Association (actual MasterCard). De esta manera, llegarían las tarjetas de crédito a nuestras vidas, para quedarse.

Tecnología de las tarjetas con microchip

En un principio, las tarjetas de crédito eran de un papel especial y las cláusulas de aceptación estaban en la parte de atrás. Los socios de la Diners Club solo debían firmar un compromiso de cancelación posterior y listo.

Actualmente, las tarjetas son de plástico. Anteriormente, el reverso de la tarjeta tenía una banda magnética que contenía toda la información del tarjetahabiente. Sin embargo, hace unos años se empezó a utilizar un microchip que tiene toda la información del cliente.

Esta tecnología se lanzó, por primera vez, en Europa a través de las compañías Europay, Visa y MasterCard. En octubre de 2015 Estados Unidos adoptaría oficialmente esta tecnología.

¿Cómo se usa esta tecnología?

Para hacer uso de esta tecnología, se debe insertar la tarjeta en un punto de venta o cajero automático que cuente con un lector para el microchip. Inmediatamente, el dispositivo accede a la información del titular, si el mismo posee un saldo que admite la transacción, esta es aprobada. De no contar con el saldo requerido, el sistema rechazará la transacción.

Tipos de tarjetas de crédito con la tecnología microchip

Dentro de esta nueva tecnología existen dos tipos de tarjetas, las cuales son:

  • Tarjeta con microchip y PIN. Este tipo de tarjeta ofrece una alta seguridad a sus titulares, ya que adicional al funcionamiento habitual, requiere de un PIN para poder completar la transacción.
  • Tarjeta con microchip y firma. A diferencia de la tarjeta con la banda magnética, esta ofrece una mayor seguridad a través del uso del microchip para enviar la información del cliente. De ser aprobada la transacción el titular debe firmar para poder completar la transacción.

Cada tipo de tecnología es usada en distintos países, aunque en algunos solamente se observa una más que otra.

Ventajas del uso de las tarjetas de crédito con microchip

Entre las ventajas de las que gozamos al hacer uso de las tarjetas de crédito con microchip tenemos las siguientes:

  • Al ser el microchip un dispositivo para almacenar información, permite a las tarjetas de crédito ser inteligentes. Gracias a esto las mismas se puedan utilizar como monedero electrónico.
  • A través de la información almacenada en el microchip, la seguridad del uso de estas tarjetas es mucho mayor. Puesto que las operaciones se aprueban o no, según la información almacenada en el microchip.
  • El uso de la tecnología de microchip en las tarjetas de crédito, potencia el grado de seguridad contra la clonación. Cada operación se aprueba luego de verificar la información que contiene el microchip. Es por ello que por un breve período de tiempo la tarjeta es bloqueada por el terminal.

Aunque no son las únicas ventajas, si representan las más destacadas.

Desventajas del uso de las tarjetas de crédito con microchip

Las tarjetas de crédito con esta nueva tecnología o representan ninguna desventaja en cuanto a la tecnología en sí. Sin embargo, el mal uso de estas puede traerte grandes inconvenientes, tales como:

  • Puede desencadenar un caos en las finanzas, ya que la deuda puede llegar a una cantidad impagable.
  • Se debe tener muy en cuenta la fecha corte para el pago. Al no cumplir con esta se generarán cargos por mora.

Una vez que conoces cómo funciona la tecnología microchip de tus tarjetas de crédito, puedes sentirte más tranquilo. Ya sabes que su alta seguridad mantendrá toda tu información a salvo de los temidos hackers.

Si te ha gustado este artículo, no te olvides de compartirlo para que otros conozcan más sobre la historia de estas tarjetas desde su origen.

Anuncios