#Tecnología

En definitiva, ¿Qué es un NFT y cómo funciona?

En 21/03/2022
Anuncios

Si eres un geek de las tecnologías seguramente ya has oído mencionar la palabra “NFT”. Este es un fenómeno surgido recientemente que ha revolucionado el mundo virtual.

Según la explicación sencilla es un token no fungible (“Non fungible token” son las siglas en inglés). Un proyecto digital con propiedad y valor que se comercializa, y en ocasiones incluso, a precios descomunales.

Anuncios

Sin embargo, esto no es muy ilustrativo. Veamos en detalle cómo funcionan estas creaciones.

Bienes fungibles y bienes no fungibles: el principio del NFT

Los bienes físicos que poseemos tienen dos clasificaciones: son fungibles o no. Algo fungible es un artículo que tiene la capacidad de ser intercambiable por otro puesto que sus valores serían iguales. Este no es el caso de los NFT.

El ejemplo más esclarecedor de bien fungible es el dinero. Un billete de 5$ es perfectamente intercambiable por otro, puesto que el calor de ambos es exactamente el mismo.

Sin embargo, existen posesiones como los cuadros de gran valor artístico que no son intercambiables. No existen dos cuadros originales totalmente iguales, y por tanto, su valor no es el mismo.

¿Qué es un NFT?

Anuncios

Con la anterior explicación, comenzamos diciendo que un NFT es un bien no fungible. Es decir, cada uno es único e intercambiable.

Un NFT es un activo digital. No existe en el plano físico. Es una creación digital en forma de arte, música, elementos de juegos, videos, o un gift.

Estas creaciones se construyen mediante los mismos mecanismos encriptados que producen criptomonedas. De ahí su valor y la posibilidad de tener su propiedad.

¿Cómo funciona un NFT?

Los NFT existen en una blockchain. Como dijimos antes, se trata de muy variadas creaciones que se convierten en artículos de colección.

Se comercializan, y el comprador al realizar su compra recibe un archivo digital. Dicho archivo viene acompañado de derechos de propiedad exclusivos. Esta característica se verifica en los datos del artículo.

Entre estos datos también puede aparecer información que depositó el mismo autor del producto o de su propietario posterior. Una práctica común es que el creador firme su obra en los metadatos del NFT.

¿Cuál es su uso?

Ahora bien, he aquí el motivo del auge de los NFT. Como todo adelanto tecnológico ha traído consigo una serie de ventajas.

Ya seas un aficionado que quiere ganar dinero a costa de ideas innovadoras o un artista consagrado; los NFT son una nueva forma de entrar al mercado y comenzar a generar ganancias.

Para los artistas este paso representa una liberación ante su dependencia de las galerías de arte para vender sus obras. Convirtiéndolas en NTF, el autor puede ahora venderlas directamente y quedarse con todo el beneficio de la venta.

Otra ventaja es que mientras en las ventas de cuadros el artista solo recibía dinero una vez, ahora, con los NFT, el creador puede recibir regalías. Es decir, recibirá un porciento cada vez que su producto pase a un nuevo propietario.

¿Cómo se convierte una creación digital en un NFT?

Cualquier cosa creada en un ambiente digital podrá convertirse en NFT. El proceso a seguir es sencillo, se le denomina “tokenización”. Eso no es más que registrar los datos del archivo en una blockchain (cadena de bloques).

Las cadenas de bloques son una base de datos de alcance global donde se puede introducir información, de manera que esta queda permanentemente registrada y encriptada.

Una vez hecho esto, el activo es un token y está listo para su venta-compra por las respectivas plataformas diseñadas con ese objetivo.

¿A qué se debe el auge de este fenómeno?

Los principales impulsores de esta tecnología son los artistas digitales por los beneficios ya mencionados que para estos representa.

Los NFT tuvieron su momento glorioso en el año 2017 debido al juego CryptoKitties. En él se adquirían para coleccionar gatitos digitales.

El mayor público comprador de estos artículos son coleccionistas y gamers. Fuera de este círculo, las personas que compran NTF, lo hacen a modo de inversión.

Como estos artículos son de naturaleza única, se espera que, naturalmente, su precio suba. Este precio estará determinado solamente por el valor que las personas le den.

Por tanto, si posterior a su compra, la comunidad demanda un NTF, su valor se disparará. Pero, también existe la posibilidad de que ese NFT no sea deseado por nadie y que su valor descienda hasta hacerse nulo.

¿Cómo y dónde se adquiere un NFT?

La moneda de adquisición de estos productos es, lógicamente, las criptomonedas. Por tanto, es imprescindible disponer de una billetera electrónica dónde almacenar este dinero, que se puede adquirir en plataformas como eToro o Coinbase.

Los NFT tienen diversas plataformas para su comercialización. Sin embargo, cada una tiene sus propias características. Algunas de las más conocidas son:

  • Rarible. Un sitio sin muchas características distintivas, dónde los creadores ponen a la venta sus productos. Los que son emitidos en esta plataforma, hacen posible para los propietarios, evaluar las tarifas y otras reglas de la comunidad.
  • Foundation. Este mercado es un poco más exclusivo. La única manera de ser miembro partícipe es mediante la invitación de otros artistas ya activos, o recibiendo votos a su favor. Este sistema hace que los artículos aquí comercializados sean de mayor calidad.
  • OpenSea.ió. La característica de este mercado es su disponibilidad de artículos raros. Una vez creada tu cuenta aquí podrás explorar en detalle lo extraordinario que ofrece esta plataforma.

¿Es un NFT una buena inversión?

Al igual que cualquier otra inversión, esta debe estar muy respaldada por una investigación en cuanto a su confiabilidad y rentabilidad. Tanto para ser comprador como vendedor de NFT.

Puesto que se ha visto el caso de artistas que han perdido sus obras a manos de imitadores. Es crucial la confiabilidad de las plataformas donde se hace la comercialización.

Anuncios