#Historias

La historia de Netflix: Orígenes, evolución y ascenso

En 02/03/2022
Anuncios

Netflix es el actual servicio de streaming que se ha remontado como uno de los gigantes del entretenimiento. Ofrece acceso a varias películas, series, reality shows y documentales para todo público. Esto al alcance de tu mano, ya que al ser un servicio streaming, existe la oportunidad de disfrutar de su contenido desde casa.

En la historia, se ha mantenido como pilar y punta de lanza referente a estos servicios. Logrando hasta el día de hoy 180 millones de suscriptores alrededor de todo el mundo. Siendo difícil de superar por su competencia.

Anuncios

Incluso, su cambio en la industria del entretenimiento no fue cuestión de suerte. A través de sus años, desde su origen en 1997, cuando su concepto inicial era distinto, hasta evolucionar a lo que conocemos actualmente.

¿Cuál es la historia de Netflix y su origen?

La historia de Netflix empieza con el empresario Reed Hastings (Massachusetts, Estados Unidos), quien inicialmente había obtenido un título de Matemáticas en la universidad de Bowdoin College.

Posteriormente en el año 1988 se graduó en Ciencias de la Computación en la universidad de Stanford, convirtiéndose en desarrollador de software. Debido a esto, aplicó sus conocimientos en una empresa como programador, encargado de crear una herramienta para depurar programas.

Pasado un año, fundó su propia compañía Pure Software. En este tiempo, donde mejoró su herramienta de depuración de programas, tuvo el suficiente capital para absorber a la pequeña compañía Atria Software. El inicio de su nuevo plan surgió gracias a esta conexión. Luego, conoce al accionista y emprendedor Marc Randolph, quien era un socio de la pequeña compañía aliada.

La alianza (1996-1997)

Anuncios

Después de que la compañía incrementa sus ganancias y se consolida, en el año de 1997, Pure Atria fue vendida a una gran empresa llamada Rational Software. Tanto Reed como Marc fueron movidos de sus puestos de directivos, aunque la nueva empresa les ofreció un contrato, siendo Reed Hastings, Jefe Técnico.

Durante este tiempo se gestaría lo que daría inicio a la historia de Netflix. Reed y Marc estaban planeando empezar algo nuevo juntos, y fue cuando dos ideas se encontraron.

El inicio de una gran idea (1998)

Mientras Marc Randolph quería emular una idea similar al concepto de venta de libros digitales como Amazon; Reed Hastings se topó con una circunstancia en Blockbuster. Este regresaba una copia de la película Apolo 13, cuando le notificaron una multa de 40 dólares por el retraso. Fue esto lo que generó su siguiente duda: ¿cuál sería la forma más sencilla para rentar películas?

Los dos se movilizaron, teniendo en cuenta la gran competencia como lo era Blockbuster. Optaron por tener un servicio de renta, donde la película elegida en la plataforma, sería enviada por correo postal hasta tu casa. El cual terminaron llamando: NetFlix.

Esto se volvió efectivo al utilizar los DVDs que ya tenían tiempo reciente incorporándose en el mercado. Convirtiéndose en una mejor opción para la distribución de los filmes, al ser un medio más ligero y cómodo para el envío.

Servicio de suscripción y la compra de DVDs (1999)

Aquí Netflix fue acercándose a lo que conocemos actualmente. Los dueños se motivaron para ofrecer un servicio de suscripción, donde sus clientes debían pagar una cantidad de dinero al mes. Así tendrían el privilegio de disfrutar de una mayor cantidad de películas, por una tarifa plana.

Además, se eliminaron los tiempos límites de devolución y las multas por los días retrasados.

Fue en este mismo tiempo cuando Marc decidió implementar el emblemático algoritmo de Netflix en la web. Gracias a esta herramienta, podían conocerse los gustos de cada usuario según lo que había visto y sus calificaciones.

Estas características ayudaron a que las personas mantuvieran su suscripción y la fama de Netflix aumentara. Permitiéndole cerrar contratos con diferentes estudios y productoras, para extender su catálogo. También se aliaron con Toshiba y SONY, incentivando la compra de reproductores DVD, regalando suscripciones a los que compraran dichos equipos.

Rechazo de Blockbuster (2000)

Netflix se reunió con Blockbuster para poder trabajar juntos en la nueva era que se acercaba para el entretenimiento. Pero el CEO, John Antioco, consideró descabellada la propuesta y el precio de la venta de Netflix.

Sin embargo, esto fue el motor para que Reed y Marc continuaran innovando, hasta vender 75 millones en acciones, escalando para adquirir más de 15 mil títulos.

Pasando al mundo del internet (2007-2008)

Reed Hastings tenía una idea que para ese entonces resultaba muy arriesgada y difícil de llevar a los hogares. Aún así, por sí solo se dedicó a desarrollar una manera de ver las películas por medio de Internet, de manera online.

Los usuarios podrían ingresar a la plataforma de Netflix y podrían elegir el filme que quisieran. Aunque en aquellos tiempos el proceso para poder lograrlo era algo riguroso al utilizar medios específicos (como Windows e Internet Explorer). Pero ésta fue la puerta a las oportunidades de entrar en la nueva era en la que el mundo estaba.

Últimas etapas (2011)

Netflix se estaba convirtiendo únicamente en un servicio de streaming, dejando de lado el alquiler de películas. Fue entonces cuando Hastings tomó la decisión de crear Qwikster como compañía auxiliar para ser netamente de renta, mientras que Netflix se mantenía como plataforma de streaming.

Esta idea no resultó placentera para los clientes, así que se terminó desechando. Finalmente concentrándose en Netflix, el cuál fue extendido a diferentes plataformas y equipos como consolas y celulares.

Primera serie original

La gran fama y éxito de Netflix pronto generaría la creación de competencias. Reed Hastings había tenido la victoria contra Blockbuster, pero no se confiaba de ello. Así que se dio inicio a la creación de material original, lo que daría solidez al servicio.

La primera serie fue la famosa House of Cards (2013), dirigida por David Fincher y creada por Beau Willimon, teniendo actores de renombre como Kevin Spacey. Esto catapultó exponencialmente al servicio de streaming, convirtiéndolo en lo que actualmente conocemos. Siendo el comienzo de la infinidad de series y películas originales, además de ingresar documentales.

El efecto que generó la pandemia

En el año 2020, cuando la situación se vio comprometida para el entretenimiento, Netflix fue de los pocos servicios que tomó ventaja en el tiempo de pandemia.

Estaba comenzando a forjar un incremento de ingresos. La necesidad del streaming aumentaba debido a la mayor cantidad de personas que estaban buscando algo que ver desde sus casas. La alta audiencia y la exigencia de más material fue lo que Netflix aprovechó sin ninguna reserva.

Pese a existir otros servicios similares, Netflix lleva hace años la ventaja y en esta temporada 2022 ha agregado más de 70 títulos originales a la plataforma. Y terminando de obtener 180 millones de usuarios activos, volviéndose el más poderoso proveedor de este servicio de estos tiempos.

Anuncios