#Historias

La historia completa de la televisión: conozca todos los detalles

En 02/06/2022
Anuncios

La historia completa de la televisión es una de continuos avances e innovaciones, así como barreras tecnológicas y logísticas a superar. Junto a la radio, fue el medio de comunicación encargado de moldear la sociedad en el siglo XX. Asimismo, cada avance alcanzado o cada barrera superada fue un paso para convertirse en la herramienta clave para la globalización de las comunicaciones.

Desde los experimentos de John Baird hasta la llegada de la televisión digital, el objetivo siempre fue emitir imágenes en movimiento de la mejor definición. Detalles como hacer un dispositivo más compacto, de menor coste y con amplias funciones para el consumidor fueron surgiendo sobre la marcha.

Anuncios

Hoy te contamos todo el camino que siguió la televisión para convertirse en lo que se ha denominado como “la fogata de la globalización”.

La (pre)historia completa de la televisión

Todo invento tiene un bagaje previo que permite su aparición en escena y la historia completa de la televisión no es la excepción. La aparición del quinetoscopio de Thomas Edison demostró que se podía proyectar imágenes en movimiento a través de una cinta. La pregunta a resolver ahora era otra: ¿cómo proyectarlas en tiempo real?

El primer invento que intentó responder esa pregunta fue el Disco de Nipkow, ideado en 1884 por el alemán Paul Nipkow. Era un dispositivo mecánico giratorio, que proyectaba secuencias de imágenes capturadas por una lente a través de un disco. El disco tenía unas perforaciones en espiral, que representaban el equivalente actual a las líneas de color de una pantalla.

Su aparición marcó el camino que seguirá John Baird (aprovechando los avances de su época) para dar inicio a la etapa electromecánica de la televisión.

John Baird y la televisión electromecánica

Anuncios

Tomando el Disco de Nipkow como referencia, desde 1922 John Baird se dispuso a trabajar para crear un modelo de televisión eficiente. Utilizando dos discos (uno emisor y otro receptor), estos giraban delante de una bombilla de neón. La calidad de la señal servía para que la bombilla graduase su intensidad.

Para 1926 dio la primera exhibición pública de su invento, proyectando una marioneta de su laboratorio a un dispositivo ubicado en el Soho de Londres. De forma progresiva, el receptor de televisión de Baird aumentó su calidad de 30 a 50 líneas de imagen

Aprovechando la electricidad de los cables telefónicos para transmitir las imágenes, Baird pronto emitió con éxito imágenes desde Londres hasta Glasgow. Esto ocurría por los mismos días en que los Laboratorios Bell experimentaban con emisión de señales entre Nueva York y Washington.

El momento cumbre de la televisión electromecánica llegó en 1928, cuando Baird y los Laboratorios Bell se asociaron para hacer la primera emisión transatlántica. Para ello, utilizaron señales de radio que se encargaron de transmitir las imágenes. Siendo uno de los grandes sucesos de la historia completa de la televisión.

Este éxito le permitió a Baird asociarse con la BBC de Londres para realizar las primeras transmisiones televisadas de dicho canal. Para ese momento el invento de Baird llegaba a las 240 líneas de imagen y en 1930 se comercializó el modelo Plessey. A pesar de que era muy costoso y ocupaba mucho espacio en la sala de los hogares británicos, logró vender unos 3,000 dispositivos durante su primer año.

La televisión electrónica

La siguiente etapa de la historia completa de la televisión tuvo como acto clave la aparición en escena del tubo de rayos catódicos, ideado a fines del siglo XIX por Karl Braun. Basados en esa tecnología surgieron los tubos de cámara de video (o disectores), que capturaban y emitían electrones provenientes de una fuente de luz.

El desarrollo de esta tecnología tuvo hitos como el iconoscopio del ruso Vladimir Zworykin o los primeros tubos disectores a cargo de Philo T. Farnsworth. De esta forma se distanciaban del enfoque mecánico de Baird para favorecer un mayor peso de la física y la química en el invento.

Pero fue el alemán Manfred Von Ardenne quien realizó la primera demostración pública de una televisión electrónica en 1934. Como prueba de su éxito, los Juegos Olímpicos de Berlín en 1936 utilizaron dicha tecnología para transmitirlos en los televisores de toda Alemania. Semejante éxito hizo que las nacientes cadenas de televisión europeas y norteamericanas adoptaran dicha tecnología en lo sucesivo.

La llegada de la televisión a color

Hasta ese momento las transmisiones de televisión eran siempre en blanco y negro, por lo que el siguiente desafío era que el color llegase a las pantallas. La aparición del trinoscopio fue, a pesar sus fallas por su incompatibilidad con la tecnología del momento, un paso clave para la historia completa de la televisión.

En 1950 la Radio Corporation of America (RCA) inventó un nuevo tubo disector, que consistía en tres cañones. Estos proyectaban luces en color rojo, verde y azul, y eran proyectados en un prisma que asignaba los colores de origen según correspondiese.

Con la implementación del sistema analógico NTSC en 1953, se estandarizó la producción de televisores a color en buena parte del globo. También sirvió como referencia para otros sistemas que utilizaban señales de amplitud modulada como el PAL o señales de frecuencia modulada como el SEPAL.

La llegada de la televisión digital

Una de las últimas barreras superadas en la historia completa de la televisión se relaciona con el paso de los sistemas análogos a los digitales. Dividida en dos frentes (la digitalización de la transmisión y la del aparato), marcó un punto de inflexión en la globalización de las comunicaciones.

Desde fines de los 60 y durante los 70 surgieron las primeras señales satelitales. Aunque primero se adaptaron a las señales análogas, pronto se concluyó que los avances en la informática podían ser útiles para garantizar una mejor transmisión.

Al implementar algoritmos y sistemas binarios en la difusión de la señal, esta era más estable frente a condiciones adversas. Esto permitió que los servicios de televisión por cable y satelitales se popularizaran a nivel mundial.

El planeta ahora vivía las noticias, los eventos internacionales o sus programas favoritos de manera simultánea. Mientras tanto, la siguiente barrera tecnológica espera para ser derribada por cuenta de un invento que no para de crecer y reinventarse.

Anuncios