#Historias

La historia de los cables HDMI: cómo surgieron y cómo funcionan

En 16/05/2022
Anuncios

Estamos inmersos en la tecnología y algunas veces hacemos uso de ella sin darnos cuenta. Un claro ejemplo de esto son los cables de uso cotidiano que conectamos a nuestros dispositivos para transmitir audio y vídeo: los cables HDMI. ¿Conoces la historia de los cables HDMI? Veamos a continuación cómo surgió este práctico invento y cómo funciona.

Historia de los cables HDMI: ¿quién inventó el cable HDMI?

Al hablar de la historia de los cables HDMI salen a relucir algunas marcas conocidas: Sony, Toshiba, Philips, Hitachi y Disney, entre otras. Estas empresas unieron esfuerzos y trabajo de investigación para crear una tecnología que permitiera transmitir contenido digital de alta calidad entre dispositivos variados.

Anuncios

Así, en el año 2002 presentan la primera herramienta multimedia de alta definición (HDMI). El modelo inaugural conocido como HDMI 1.0 llegó a revolucionar la transmisión de contenido digital.

El mundo le dio la bienvenida a una interfaz digital que permitiría compartir contenido visual y sonoro, sin compresión. A través de esta es posible transmitir en simultáneo señales de audio y vídeo con un solo cable. Se le conoce como un periférico de alta definición porque no se pierde nada del contenido que se transporta a través de ella.

Aunque la historia de los cables HDMI comenzó a escribirse apenas hace dos décadas, su evolución es significativa. Esta invención tecnológica ha sabido actualizarse a la par de los acelerados avances de las telecomunicaciones. Como resultado hemos visto nada menos que 6 actualizaciones desde el primer modelo HDMI 1.0.

¿Qué se usaba antes de los cables HDMI?

El llamado euroconector o SCART, fue desde 1978 el sistema más usado para transmitir señales de audio y vídeo entre dispositivos. Pero poco a poco, desde el año 2002, ha sido reemplazado por la interfaz multimedia de alta definición (HDMI).

Anuncios

¿Por qué el avance desde el euroconector a HDMI? La principal razón es el cambio de una tecnología análoga (euroconector) a una tecnología digital (HDMI). Y con este cambio se vienen algunas mejoras significativas:

  • Mayor soporte de ancho de banda
  • Transmisión de contenido multimedia de alta calidad
  • Nitidez de la imagen de calidad superior
  • Sonido multicanal más limpio

A todas estas mejoras en la conexión HDMI hay que sumarle un hecho clave: todo está en un solo cable; a diferencia de los dos cables (entrada y salida) del euroconector. Sin embargo, aún podemos encontrar algunos dispositivos que usan este tipo de conexión.

Para remediar la incompatibilidad de algunos dispositivos que usan euroconector disponemos de adaptadores para convertirlos en HDMI. Así tendremos una interfaz HDMI completamente operativa para aparatos que podrían parecer desfasados con la tecnología actual.

Funcionamiento de la tecnología HDMI

La función de los cables HDMI es básicamente servir de conexión entre dos dispositivos, por ejemplo: un ordenador y un televisor. Estos cables tienen dos entradas, para el caso anterior, una irá conectada al ordenador y la otra al televisor.

Para que exista la vinculación es necesario que ambos dispositivos sean compatibles. Debemos verificar los puertos de entrada y salida de los aparatos y encontrar la conexión para el cable HDMI. Una vez reconocido el puerto debemos cerciorarnos de que el cable sea el correcto, pues no todos los cables HDMI son iguales.

Una tecnología que está relacionada con la historia de los cables HDMI es la señalización diferencia de transición minimizada (TMDS). La primera versión de esta herramienta, lanzada en el 2002, empleó está tecnología para minimizar los efectos de la radiación electromagnética en la transmisión de datos multimedia.

El funcionamiento de la tecnología HDMI radica en su eficiencia al adaptarse a los paquetes de datos y a la velocidad para transmitirlos. El método de transmisión no ha cambiado, sigue siendo el mismo desde su creación, lo que ha cambiado es el incremento de su rendimiento.

Veamos algunas modificaciones que han experimentado los cables HDMI desde su creación.

Versiones de HDMI

La historia de los cables HDMI ha evolucionado en correspondencia con la interfaz HDMI. Esta ha mejorado con cada nueva versión y en consecuencia los cables HDMI se han diversificado en varios tipos. Estas son las versiones de HDMI a lo largo de las dos décadas desde su creación:

  • 1.0. Esta es la versión original HDMI. Son pocos los dispositivos actuales que incorporan HDMI 1.0; la velocidad de transmisión es de 5 Gbit por segundo.
  • 1.2. Versión que no difiere mucho de la versión original, excepto que es más personalizable.
  • 1.3. Esta fue lanzada en el año 2006 y quizá lo que más destaca es el nuevo diseño para conector (mini).
  • 1.4. En esta versión se mejora la velocidad de transmisión de datos; además se añade soporte para 3D, conectividad como red de Ethernet y otro conector (micro).
  • 2.0. Se trata de la más popular de todas las versiones HDMI, desde el 2013 hasta el momento. Destaca por el soporte para HDR dinámico y un ancho de banda más amplio.
  • 2.1. Es la más novedosa de actualizaciones. Permite aprovechar un ancho de banda de 8K a 120 Hz.

¿Cuántos tipos de cables HDMI existen?

Ahora que ya tenemos más claro las distintas interfaces HDMI, pasemos a detallar los cables adaptados a cada una de ellas:

  • Cable HDMI tipo A. Este es el estándar. Casi todos los equipos traen una interfaz para este tipo de cable. Desde computadoras hasta televisores de tamaño medio y grande incorporan un puerto HDMI que es compatible con un cable del tipo A.
  • Cable HDMI tipo C. El también conocido como mini. Ha sido diseñado pensando en aparatos más pequeños y compactos como videocámaras o Tablets.
  • Cable HDMI tipo D. El tamaño minimalista de los equipos más modernos ha hecho necesario este tipo de cable, mucho más pequeño que el tipo C.

Los cables HDMI son compatibles con infinidad de dispositivos y tecnologías. Por esta particularidad sigue ganando terreno en este mundo digitalizado; por lo que estamos seguros de que la historia de los cables HDMI apenas se empieza a escribir.

Anuncios