#Comparativos

¿Comprar una bombilla inteligente merece la pena? Comprueba las diferencias con la tradicional

En 20/06/2022
Anuncios

La bombilla inteligente ya es un elemento corriente de la domótica, es decir, del sistema que permite conectar objetos del hogar a los dispositivos electrónicos. De esta manera, ahora puedes manejar a distancia el encendido y apagado de tus luces, o su intensidad y color, si tienes un sistema de iluminación inteligente.

Por otra parte, tenemos las bombillas de toda la vida, las de filamentos de tungsteno. Y las LED comunes y corrientes, de bajo consumo energético. La bombilla inteligente también es de luz LED, pero tiene el plus de la conectividad y las funciones inteligentes.

Anuncios

Es válido preguntarse si valdrá la pena invertir en una bombilla inteligente, o si nos conviene quedarnos con nuestras bombillas de siempre, económicas y sencillas. Como en cualquier decisión, lo mejor es examinar ventajas y desventajas de las dos opciones.

Bombilla inteligente y bombilla tradicional: ¿cómo funcionan?

Las diferencias entre una bombilla inteligente y una tradicional comienzan en su forma de funcionar. Es decir, en cómo producen luz.

Si te has asomado al interior de una bombilla clásica, habrás visto que en el centro de la misma hay unos filamentos muy delgados. Estos filamentos están hechos de tungsteno, el metal con el más alto punto de fusión. Al pasar por esos filamentos, una parte de la energía eléctrica se transforma en energía lumínica y calor.

Por su parte, las bombillas LED funcionan por un mecanismo diferente. Utilizan diodos como conductores de la energía eléctrica. Los diodos son dispositivos electrónicos por los cuales circula la corriente eléctrica en un solo sentido. De allí deriva la sigla LED: Light Emitting Diode o diodo emisor de luz.

Anuncios

Entonces, en el caso de las LED, la luz se produce al pasar la corriente eléctrica del terminal positivo del diodo al negativo. En ese proceso se libera la energía en forma de fotones: se produce luz, pero no calor.

La bombilla inteligente: LED con conectividad

Ya vimos cómo funciona una bombilla LED común y corriente. Bueno, las bombillas inteligentes son del tipo LED, solo que con la capacidad de conectarse a dispositivos electrónicos y asistentes virtuales.

La bombilla inteligente se conecta vía wifi, Bluetooth o Zigbee con una aplicación que deberás instalar en tu móvil o tableta. Ya establecida la conexión, podrás empezar a controlar a distancia varios aspectos de la iluminación, tales como intensidad, color, potencia, encendido y apagado.

También se puede configurar el control de voz a través de asistentes virtuales compatibles, como los de Amazon (Alexa) y Google (Google Assistant).

Diferencias entre la bombilla inteligente y la tradicional

Una bombilla inteligente y una tradicional se diferencian en todo: en durabilidad, costo, tipo de luminosidad y funcionalidad. Si se comparan las bombillas clásicas de tungsteno con las LED normales, ya las primeras salen perdiendo, tanto en eficiencia como en consumo.

Y, claro, si comparamos las LED normales y las inteligentes, es seguro que las segundas salen ganando, por sus amplias funcionalidades. A continuación, te presentamos las características de cada tipo.

Características de las bombillas inteligentes

Como ya sabes, una bombilla inteligente funciona, en principio, bajo la tecnología LED. Además, se puede conectar a un dispositivo electrónico o a un asistente virtual. Su conectividad la hace mucho más costosa que la LED no inteligente.

  • Durabilidad. Por su eficiencia energética, una bombilla LED puede alcanzar una duración desde 25 000 hasta 100 000 horas. Sin embargo, durante toda su vida útil no conserva 100% de la potencia lumínica inicial, que va disminuyendo.
  • Bajo consumo. Las LED utilizan menos energía eléctrica que la que necesita una bombilla tradicional incandescente.
  • Conectividad. Las bombillas inteligentes pueden conectarse en forma directa por wifi o Bluetooth, o a través de un puente (Zigbee). Pueden ser vinculadas a dispositivos móviles, asistentes virtuales y a otros electrodomésticos.
  • Funciones. La conexión de la bombilla con una app o con un asistente virtual permite, entre otras funciones: ajustar su intensidad, programar encendido y apagado, cambiar el color.

Además, estas bombillas vienen en tres tonos para adecuar el tipo de luz al ambiente: luz cálida, natural y fría. Sus diferentes ángulos de apertura también permiten variar el alcance de la iluminación según el área que se desee alumbrar.

Características de la bombilla tradicional incandescente

La bombilla de toda la vida, la que iluminó nuestros ambientes hasta la llegada de la luz LED, aún sigue con vida. A pesar de su poca eficiencia energética, su bajo precio la mantiene en el mercado. A continuación, sus principales características:

Alto consumo energético. Mientras la luz LED aprovecha entre 70 y 80% de la energía eléctrica para convertirla en luz, las bombillas incandescentes solo utilizan entre 10 y 15%.

Costo. Las incandescentes son las bombillas más económicas del mercado. Sin embargo, dado que su consumo energético es mayor, se termina pagando más por concepto de servicio eléctrico.

Vida útil. Una bombilla incandescente puede durar entre 1 500 a 2 000 horas, según sea su uso.

Incidencia en el medio ambiente. Las bombillas incandescentes contienen metales pesados peligrosos para la salud. Aunque se están haciendo esfuerzos para tratar de reciclarlas, lo cierto es que son desechadas de tal forma que contaminan aguas y atmósfera.

Las bombillas de tungsteno pueden ser de luz cálida o de luz fría, y para que provean luz coloreada hay que teñir el vidrio.

¿Comprar una bombilla inteligente merece la pena?

Como en todo, la decisión depende del presupuesto y del estilo de vida. Así como las bombillas incandescentes cedieron terreno a las LED, es posible que la bombilla inteligente se haga cada día más popular.

La diferencia de precio entre las LED normales y las inteligentes es grande. Si no pretendes automatizar tus ambientes, no tendría mucho sentido el gasto. Pero si quieres probar todas las posibilidades que ofrece la iluminación inteligente, ¿por qué no?

Si decides probar con las bombillas inteligentes, toma en cuenta su precio, su tecnología, la aplicación con que las controlarás y la potencia que necesitas.

Las bombillas inteligentes pueden brindarte comodidad, ahorro a mediano y a largo plazo y variadas opciones de iluminación. Además de contribuir al cuidado del medio ambiente.

Anuncios