#Como hacer

Cómo proteger tu red Wi-Fi doméstica de personas malintencionadas

En 17/06/2023

Es muy importante proteger tu red Wi-Fi, debido a la gran cantidad de personas malintencionadas que buscan conectarse a tu red sin permiso. En muchos casos son tus propios vecinos quiénes intentan robarse la señal para “ahorrarse” gastos de conexión y mensualidades.

Una red doméstica puede conectarse de dos maneras, es decir, a través de cables o de forma inalámbrica. Pero siempre existe alguien que consigue la manera de robarse la señal como los hackers, por ejemplo. Para resguardar tu internet es necesario optar por algunos métodos útiles como los que verás a continuación.

Asegura el acceso de tu router para proteger tu red Wi-Fi

Como punto de partida para proteger tu red Wi-Fi, es necesario asegurarte de que terceros no accedan al router. En caso de hacerlo, podrían controlar la red por completo e incluso negarte tu propia señal.

En ese sentido, lo que debes hacer es actualizar el firmware del router con su versión más nueva para que corrija los posibles fallos. Cabe mencionar que este proceso dependerá del tipo de router que tengas y de la marca. Seguidamente, deberás cambiar la clave para acceder incorporada por el fabricante.

Asimismo, tendrás que usar un nombre y contraseña personal que no vayas a olvidar, incluso puedes anotarlos para no correr el riesgo de perderlos. Además de esto, también puedes optar por cambiar también la última cifra de la dirección IP para que no se roben tu conexión.

Modifica el nombre de la SSID

SSID o bien Service Set Identifier es aquel servicio que sirve para dar con la red inalámbrica. Generalmente este ya viene otorgado por la operadora, además muestra mayor información de la que debería, destacando así sus posibles vulnerabilidades.

De modo que, para modificar el nombre, conviene no usar claves fáciles como la fecha de nacimiento o correo, ni nada que se le parezca. Todo lo contrario, debes crear una difícil de descifrar para proteger tu red de Wi-Fi. También puedes ocultar la SSID del router si este lo permite, o crear otras con distintos permisos.

Refuerza el cifrado del Wi-Fi

Al momento de configurar tu internet es necesario reforzar el cifrado. Casi todos los routers inalámbricos traen incorporada una función de cifrado que viene desactivada por defecto. De modo que activarla permite proteger tu red Wi-Fi.

No obstante, existen cuatro modelos de sistemas para resguardar tu conexión comúnmente usados para cuidar las trasmisiones. Por lo tanto, tu dispositivo y el router son los que podrán leer el contenido de tal trasmisión, a continuación te mostramos dichos modelos:

  • WEP. Es el más básico, ofrece un cifrado de nivel 2. En la actualidad ha quedado obsoleto, ya que se puede romper la protección con un dispositivo de mediana potencia o una PC.
  • WPA. Nace a partir de las debilidades del WEP y sus iniciales hacen referencia a “acceso protegido Wi-Fi”. Hablamos de un sistema más seguro frente a los ataques de claves, y no está limitado respecto de la cantidad de caracteres que puedes introducir.
  • WPA 2 y WPA 3. Son las mejores alternativas si buscas proteger tu red Wi-Fi. Esto gracias a que son sistemas novedosos, actualizados y por ende más seguros.
Cómo proteger tu red Wi-Fi doméstica de personas malintencionadas | 38 Como proteger tu red Wi Fi domestica de personas malintencionadas1

Te invitamos a revisar tu router y, si es posible, crea una red inalámbrica para “invitados” con el sistema WPA 2 o el WPA 3. Pero, independientemente del que escojas, es ideal proteger tu red WI-Fi con una clave compleja.

Usa el filtrado MAC

Otra opción de medida de seguridad que te podría resultar bastante útil es el filtrado MAC. Este está compuesto por las llamadas direcciones físicas que tiene establecida cada tarjeta de red anotada en su hardware y se identifica igual que el resto.

Es una especie de dirección IP, aunque a un nivel menor, y solo se usa dentro de una misma subred. En ella se intenta crear una “lista de dispositivos de red aceptados” para que se puedan conectar a tu Wi-Fi. Para proceder, tienes que ingresar en el apartado del router y colocar las direcciones autorizadas.

Por otra parte, dependiendo del modelo, podrás realizar un “listado negro de equipos bloqueados”. Con ello impedirás el acceso a aquellos dispositivos intrusos. Además, puedes usar algunas herramientas para saber quién se ancla a tu red de Wi-Fi sin permiso.

Minimiza los rangos de direcciones IP aprobadas

Aunque siempre tengas los mismos dispositivos conectados, tienes la opción de deshabilitar el funcionamiento automático del servicio DHCP. Es fundamental mencionar que en el router es el que se encarga de situar direcciones IP a cada dispositivo que esté conectado a la red.

Todo ello obligaría a configurar los valores manualmente en los equipos que tengas en casa, aunque bien podría brindarte un poco más de seguridad. De igual forma, podrías jugar con el rango de IP permitidas y restringir algunos valores para evitar que quede un gran número de direcciones libres.

Para hacerlo es necesario que busques en tu router la opción que está dentro de la configuración LAN. Podría ser alguna que diga Start IP Addres o End IP Address, justo allí vas a definir los valores que deseas. Por ejemplo, desde 192.168.1.33 hasta 192.168.1.35, esto permitirá conectar hasta tres equipos en tu red.

Delimita la potencia de emisión de antenas del router

Este es uno de los métodos más eficaces para proteger tu red Wi-Fi. Así que, si no llega la señal, sería muy dificultoso que alguien localice tu red y más aún que pueda adherirse a ella.

Casi todos los routers posibilitan gestionar, en cierta medida, la potencia que emiten las antenas. De esta forma se maneja el radio de cobertura de la red de manera aproximada. Por lo tanto, es viable que encuentres una alternativa con la cual diversificar el nivel de la señal o la potencia transferida.

En este caso conviene bajar la intensidad para que puedas seguir conectado a la red dentro de tu casa. Pero, para que esta decaiga hay que estar fuera de aquella. De hecho, puedes comprobarlo haciendo movimientos con tu dispositivo móvil por la casa y los alrededores, así determinarás la calidad de cobertura Wi-Fi que tienes.

¿Qué tanto debería disminuirla?

Puedes reducirla cuanto puedas, siempre y cuando no afecte ni corte la señal. Un elemento fundamental es orientar las antenas del router hacia la parte interna de tu casa para que tengas mayor potencia. Mientras que en el exterior será menor la conexión.

Y si eres un poquito paranoico, puedes implementar un reflector metálico para que la dirección del haz de energía se modifique. Incluso podrías utilizar pinturas antiradiación electromagnética en algún espacio como la pared, por ejemplo, para evitar que la señal se escape.

Resumen

En resumidas cuentas, aunque no puedas proteger tu red Wi-Fi del todo, sí podrás aplicar las técnicas antes dadas para minimizar los riesgos de robo. Es así como lograrás obtener un mayor grado de privacidad y seguridad en tu conexión:

  • Protege el acceso a tu router.
  • Modifica el nombre de la SSID.
  • Escoge sistemas cifrados.
  • Emplea el cifrado MAC.
  • Minimiza los rangos de IP.
  • Delimita la potencia de emisión de las antenas del router.

Independientemente de la técnica que uses, los resultados arrojados serán beneficiosos para ti. Ya no tendrás que preocuparte más por saber quién te está robando la señal, pues a través de estos métodos podrás blindar tu seguridad.

¿Ya sabes cómo proteger tu red Wi-Fi?

Esperamos que puedas sacarle mucho provecho a los métodos antes señalados, pues al usar alguno de estos, podrás proteger tu red Wi-Fi. Olvídate de los vecinos aprovechadores y disfruta de tu conexión a internet de forma segura.

Además de todo, puedes optar por adquirir un router más moderno. Actualmente, existen diversos modelos que te ofrecen grandes beneficios. Así que, si el tuyo es un poco anticuado, es conveniente que le des un vistazo a los más actualizados.