#Consejos

¿Se puede contraer un virus a partir de una imagen en Internet?

En 03/10/2022
Anuncios

La amenaza de contraer un virus en la red está siempre latente. Y, aunque las imágenes parecen ser un medio poco probable, las artimañas de los hackers maliciosos deben mantenernos alertas.

De manera que si piensas que una imagen archivada ha alterado tu PC es posible que tengas razón. A continuación, te contamos más detalles y aclaramos esta duda.

¿Cuán probable es contraer virus desde una foto? ¿Qué debes saber?

Anuncios

Antes que nada, debes saber que un virus se activa únicamente mediante archivos o extensiones ejecutables. Y, las extensiones de imágenes como .jpg. jpeg, .png, entre otros, no pueden ser ejecutados. Por ello, una imagen, por sí misma, no puede contraer un virus e infectar tu ordenador.

También vale mencionar que estos programas infecciosos pueden ser ejecutables por ti (usuario) o por el SO. Además, algunos no requieren ningún proceso de activación, sino que se «auto ejecutan».

Entonces, si la imagen requiere ser ejecutada por algún programa (base de datos, enlace, una librería u otro) sí es posible que pueda infectarse. He aquí el ingenio de los programadores de malware para emplear cualquier técnica que le permita infectar o alterar tu PC.

¿Cómo puede una imagen contener virus?

Para hacer que una foto o imagen de video pueda llevar un virus, los hackers se valen de técnicas como las tres que mencionamos aquí:

Doble extensión

Anuncios

Nos referimos a esos archivos que aparentan ser una imagen. En estos el programador crea el archivo nombrado JPEG y añade formatos ejecutables (.exe, .scrg, .vbs u otros).

Por ejemplo, un archivo: paisaje.jpg.exe. Vemos que el nombre incluye el sufijo jpg, pero no como extensión principal, pues en este caso es .exe. Este último sí puede ejecutar códigos maliciosos y la PC puede contraer un virus cuando abras el archivo.

Enlace dentro (de inmersión)

Este es un engaño muy común. Para llevarlo a cabo, los hackers estafadores venden imágenes que incluyen un enlace dentro. La invitación maliciosa dirige a descargarlas. Tal como ocurre con los e-mails para estafas en los que piden descargar algo o acceder a un enlace.

Esteganografía (escritura oculta)

Esta no es más que una práctica en la que se guarda un mensaje o código secreto dentro o sobre algo que no lo es. Se oculta la información dañina en o sobre los bits poco significativos de los bytes que conforman la imagen sin que se note algún cambio.

Fácilmente, tu ordenador puede contraer un virus porque es una trampa muy difícil de detectar. Los ojos no notan la diferencia en el cambio de la imagen. Por eso, es uno de los ataques cibernéticos más peligrosos.

¿Es posible alejarse de imágenes infectadas?

¡Claro que sí! Puedes cuidarte de las formas de infección que comentamos anteriormente y otros modos utilizando medidas de protección como las siguientes:

  • Usa un antivirus de calidad. Preferiblemente, aquellos que sirven como antimalware y antivirus al mismo tiempo.
  • Actualiza tu navegador. Pues, un navegador actualizado no ejecutará enlaces insertados ni descargas sin que autorices previamente.
  • Verifica el origen de las imágenes y comprueba la seguridad del sitio antes de descargar o ampliar cualquier ícono.
  • Visualiza las extensiones de los archivos. Para ello, cambia la configuración de Windows para «extensión de los nombres de archivos».
  • Actualiza Windows periódicamente. Esto evitará que seas víctima de «ataques de día cero» o ataques por vulnerabilidad.
  • Prueba usando NoScript. Esta extensión es de gran ayuda para detectar webs pirateadas y contenido como Javascript cuestionable.

Contraer virus con las imágenes de Google

Sabemos que Google es uno de los motores de búsqueda más utilizados a nivel mundial y que cuenta con una especialización para imágenes muy utilizada.

La posibilidad de contraer un virus a través de sus iconografías dependerá de cómo accedas a ellas. Cuando estas se despliegan en la pantalla de resultados de búsqueda (vistas miniaturas) no existe amenaza por tratarse de un espacio de Google directamente.

Incluso, si ejecutas su descarga haciendo clic derecho sobre la vista previa, estarás libre de amenazas. La situación de riesgo comienza cuando amplías la imagen y accedes al sitio anfitrión cuyo administrador puede ser malicioso.

El virus JPEG Infector traza una nueva pauta

Este virus llamado Perrun es capaz de infectar imágenes. Aunque no se ha encontrado evidencia de su uso en la red y no se considera peligroso, su posible evolución puede preocuparnos. Los usuarios de Microsoft Windows serían los principales afectados.

Perrun es un programa que luego de ser instalado en el disco duro podría valerse de las imágenes del formato JPEG que se encuentren infectadas. Al recibir una imagen infectada, el virus la utiliza para programar instrucciones de daño.

La forma de contraer un virus que no se creía posible ahora lo es: a través de infección de archivos de datos. Y el porcentaje de seguridad que quedaba ahora se sabe que es vulnerable.

¿Qué más podemos decir?

En resumen, la vulnerabilidad de los sistemas es el primer factor de riesgo para dar lugar a cualquier software malicioso. Y, estar en alerta es una condición que cada usuario de la red debe mantener.

El artificio de los programadores de malware avanza en la misma medida que se actualiza y se desarrolla la tecnología. De manera que, mantener las acciones de protección mencionadas no dejarán de ser necesarias en ningún momento.

Mantener todo sistema actualizado es de gran importancia; es decir, necesitas que tu equipo tenga las versiones más recientes. De lo contrario, será más fácil contraer virus por fallos en la seguridad, lo que será ventajoso para los delincuentes informáticos. Cada programa archivado debe ejecutarse con su última versión.

Anuncios